jueves 25 de abril de 2024
17.5 C
Salta

Un linaje menos en Salta | Borelli se impuso al clan Sanz-Vega que perdió la intendencia y la senaduría de Cerrillos

Yolanda Vega llegó a la intendencia maldiciendo los vicios de la política en 2015. Cuatro años después siguió en el cargo e impulsó a su hijo Fernando Sanz a senador. En las elecciones del domingo madre e hijo perdieron sus cargos.

Los cerrillanos festejan esos resultados, pero recuerdan que hace apenas seis meses la intención de la intendenta era que su otro hijo la reemplace en el cargo. Se trataba de Valentín quien se desempeñaba como Jefe de Gabinete de su madre y organizaba eventos en donde miles de camisetas y vinchas impresas recursos del municipio promocionaban su potencial candidatura.

No hubo caso. La indignación que generaba entre la población el nepotismo explícito y la rabia por la falta de servicios públicos elementales, deslizó a la matriarca familiar a abortar el plan y postularse para un tercer mandato. Yolanda Vega perdió. Cosechó el 27% de los votos, 10 puntos menos que los alcanzados por Enrique Flavio Borelli. Se trata de un concejal en ejercicio que arribo al cuerpo legislativo de la mano de la propia Yolanda, aunque luego concluyó que la pasión nepotista de la intendenta era capaz de obturar cualquier carrera.

Al hijo senador de la jefa comunal – Fernando Sanz – no le fue mejor. Como ella contaba con los recursos del municipio para retener la banca en la cámara alta provincial, pero debía convencer a los cerrillanos y también a los habitantes de La Merced: las localidades que conforman el departamento. En su localidad Fernando se impuso por apenas 23 votos, pero en La Merced su rival le sacó casi 1.500 votos de ventaja. En el global el hijo de la intendenta Vega juntó el 27% de los sufragios, mientras Gonzalo Caro Dávalos superó el 32% de los mismos. Un detalle a resaltar. El candidato suplente de Fernando Sanz era su hermano Valentín.

Archivos

Otras noticias