Un forro | El gurú de Salta en desnutrición infantil expuso en contra del aborto y de los preservativos

Abel Albino es director de CONIN, asesor de Cambiemos y de la provincia de Salta. Hoy expuso en el senado contra el aborto. Sostuvo que la mujer que aborta “no está en su sano juicio” y negó la eficacia de los preservativos para evitar embarazos y el SIDA.

En una nueva audiencia de debate por la legalización del aborto, expuso el polémico médico y asesor de Cambiemos Abel Albino. “Amo a esos niños”, dijo en un tono socarrón y entre risas. “No puedo creer que tenga que venir a decir que por favor no los maten. Matar a un niño es abortar”, aseguró también en su discurso en el que apeló a la madre Teresa de Calcuta, citó el Martín Fierro y cerró con un poema destinado a los niños pobres.

Como parte de su cruzada contra el aborto, Albino refutó que la educación sexual y el uso de preservativos sea una buena manera de evitar un embarazo no deseado. “No hay nada que una tanto al hombre como el sexo, pero el hombre no se ve realizado hasta cuando el sexo es asumido por el amor. Es el espíritu el que se penetra. Hay que educar a los jóvenes para el amor no para el sexo animal”, dijo y justificó su postura a favor de la abstinencia diciendo que el preservativo no protege el contagio del virus del VIH. “Tienen que entender que el profiláctico no la protege de nada. El virus del sida atraviesa la porcelana entonces el profiláctico no sirve porque falla en un 30 por ciento”, afirmó.

Cuando le preguntaron si estaba a favor de condenar penalmente a la mujer que se practica un aborto, Albino respondió que algún tipo de cargo debe tener, como hacer algún trabajo social o “ir a cuidar niñitos ciegos”. Sin embargo, el médico consideró que una mujer que aborta “no está en su sano juicio” y por este motivo no debería ser juzgada penalmente. “En Conin, cuando viene un mujer embarazada le decimos que nunca va a estar sola, que la vamos a acompañar, que hasta los cinco años del niño no le va a faltar nada. Nunca hemos tenidos un aborto”, se jactó Albino, al hablar de su ONG.

“No es del cuerpo de la madre como el apéndice y la vesícula”, dijo sobre el feto el médico, que acto seguido minimizó las muertes por abortos clandestinos frente a otros males que afectan la salud de las mujeres y provocan un mayor número de fallecimientos. “Hay veinte millones de argentinos que no tienen cloacas, eso es un tema de salud pública. Nuestro país es grande y está vacío… ¿vamos a matar chicos?”, intentó apelar el médico a una posible crisis demográfica, a la que ya apelaron expositores antiderechos. “Esa es la crisis que hizo el aborto en Europa”, remató. “Hablan de la interrupción voluntaria del embarazo como si pudiéramos hablar de la interrupción voluntaria de la respiración en el momento que estamos ahorcando a un hombre. Son ustedes los que van a tener las manos manchadas con sangre de esas criaturas”, le dijo el médico a los senadores que firmen a favor del proyecto, que lo calificó como una “ley inmoral”.

Albino también justificó su posición contraria al aborto por el trauma que supuestamente produce en las mujeres. “Es fácil sacar a un chico del cuerpo de una mujer, sacarlo de la cabeza y del corazón luego es muy difícil. Tengo cuatro amigas que han abortado y las cuatro tienen depresión, porque saben que mataron a sus hijos”, sostuvo el médico, que terminó su discurso recitando un poema a los niños pobres.