UCR | La Junta Electoral del partido argumentó la no oficialización de la lista de Luis Zavaleta

interna radicalismo, federico nuñez burgos, teresa martinez, ruben correa, luis zavaleta, evolucion radical
(De izquierda a derecha) Federico Núñez Burgos, Teresa Martínez, Luis Zavaleta y Rubén Correa.

Se conoció la resolución de la Junta que explica las irregularidades en las que incurrió la lista “Evolución Radical”. El sector, según el órgano partidario, fue acusado de haber realizado a las apuradas y mal las adhesiones que les permitiera cumplir el requisito de montar listas en 13 departamentos.

Ni bien se supo que la Junta Electoral del partido radical no oficializó la lista que encabezaba Luis Zavaleta para competir por la presidencia de la UCR provincial, el sector “Evolución Radical” reaccionó como suele ocurrir en estos casos: atribuirlo a maniobras del oficialismo partidario que siempre posee más control en la selección de los miembros de las juntas.

Eso se evidenció en la conferencia de prensa que ofrecieron los referentes del sector ayer que atribuyó “la maniobra” a la actual conducción de la UCR salteña para dilatar la elección de autoridades partidarias fijada para el próximo domingo 26. “El oficialismo vio que no tenía posibilidades de ganar, está esperando que la providencia llegue y para eso necesita tiempo”, enfatizó Luis Zavaleta.

Por entonces, empezaba a circular la resolución 27/18 de la Junta Electoral en donde se explicaba la “no oficialización” en un texto de 8 carillas y en cuyo ARTÍCULO 1° dice “No Oficializar la lista de candidatos a autoridades del Comité Provincia, Delegados al Comité Nacional y candidatos a Delegados a la Convención Nacional que sin nombre ni apoderado se acompaña como anexo a la presente”.

En lo central sostienen los sectores “Radicales por el Cambio” (liderada por Federico Núñez Burgos)  y “Evolución Radical” (comandada por Rubén Correa) concretaron adhesiones entre sí para que aunando esfuerzos, pudieran cumplir el requisito de tener listas en trece departamentos y así poder competir por la conducción del partido a nivel provincial, según lo establece el artículo 7 del Reglamento Electoral de la UCR distrito Salta.

En el escrito se relata que esos sectores presentaron listas con irregularidades que subsanaron en el tiempo estipulado. No obstante, la resolución sostiene que “Evolución Radical” logró sostener once departamentos de la Provincia, “no alcanzando por sí los extremos legales mencionados en el Reglamento”; mientras la lista “Radicales por el Cambio” presenta cinco departamentos de la Provincia, “no alcanzando por sí los extremos legales mencionados en el Reglamento”.

Ante ello, ambos sectores acordaron adherir entre sí para llegar a los 13 distritos pero simplemente lo hicieron mal y se lo relata de la siguiente manera: “…en la nota presentación de la adhesión de listas, se hace expresa mención que la lista ‘Radicales por el Cambio’ en los departamentos Capital y Anta se encuentran adheridas a la lista ‘Evolución Radical'», aunque luego explica la resolución que tal adhesión no fue tal “puesto que la figura jurídica de la adhesión implica la intención de sumarse a una propuesta, en este caso política, lo que difícilmente puede verificarse en este caso bajo análisis ya que ambas listas mantienen sus respectivos candidatos”. Traducido: los sectores se aliaron pero manteniendo los respectivos candidatos a presidente de la UCR y otros cargos.

La junta también trató de interpretar el origen de semejante torpeza y concluyó lo siguiente: “Que la figura de la adhesión utilizada por las listas de marras, más allá de no estar contenida en ningún plexo normativo vigente, solo parece encontrar sentido en procurar una figura que, a través de su uso inadecuado y urgente en orden a forzar, en el límite del plazo legal, el cumplimiento del umbral mínimo de  trece (13) departamentos prescripto por la norma del Reglamento electoral”, concluyó entre otras cosas que incluyó lo siguiente: “tal extremo legal exigido en orden a acreditar un mínimo de representatividad  no puede resultar eludido mediante adhesiones que no son tales en la práctica. Prueba de ello es que donde dicen adherir (Capital-Anta) presentan dos propuestas políticas diferentes. La pregunta a formularse es ¿A qué adhieren?”.