U.N.Sa. | Sentadas estudiantiles y gestiones docentes logran reanudar obras en la Sede Tartagal

Dos aulas debían financiarse con recursos del gobierno nacional que literalmente se borró. Tras las protestas en Tartagal la universidad debió reanudar las obras con recursos del Rectorado y de la propia Sede.

El recorte al presupuesto de obras de infraestructura por parte del Gobierno Nacional a través del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Viviendas que encabeza Rogelio Frigerio, afectó directamente a la Universidad Nacional de Salta congelando la ejecución de las aulas en la Sede Regional Tartagal. Así lo confirmó la 0281/18 del 14 de marzo pasado cuando el Vicerrector decidió suspender un segundo llamado a Licitación Nacional que debía realizarse el 20 del mes pasado para que se realizaran las aulas B100 y C100 de ese sede. Las razones de esa suspensión estaban estipuladas en los considerandos del documento que informaba que la Coordinación de Obras y Servicios y Mantenimientos de la universidad intento comunicarse con una coordinación del ministerio del Interior “a fin de lograr aprobación o habilitación de la financiación, no recibiendo respuesta alguna, por lo que sugiere se mantenga el Expediente en reserva”

El anuncio vía correo electrónico desencadenó una serie de manifestaciones en el norte salteño en particular y en la comunidad universitaria en general, que albergó desde sentadas pacíficas hasta visitas a la capital de docentes y estudiantes. Los relatos que brindó la Directora de la Sede Regional y docentes y estudiantes de diferentes carreras explicaron las necesidades que tienen en el interior. “Nos gustaría que todos supieran lo difícil que es estudiar en las condiciones que lo hacemos nosotros”, expresó una estudiante a las autoridades de la Universidad.

Si bien es cierto que ante la preocupación e incertidumbre el Rectorado decidió mediante la Resolución 0359/18 otorgar fondos propios de la Universidad por un monto de $13.218.000 (12 millones de la Sede Central y el resto de la Sede Tartagal) nada aseguraba que la obra se concretaba porque faltaba el visto bueno del Consejo Superior para otorgar más de 12 millones a las obras.

Pasaron más de veinte días y ayer lunes, luego de la Comisión de Hacienda que preside el exrector Víctor Claros, cuarto.com.ar pudo saber que hubo acuerdo, que las obras se reanudarán y habrá aulas para la Sede Regional de Tartagal.

Resolución del 14 de Marzo:

Resolución del 26 de Marzo: