martes 16 de abril de 2024
10.3 C
Salta

“Tuvo uno o dos embarazos, los cuales se los pagó el Estado” | Mario Peña: crítica y sexismo contra la intendenta

El periodista reapareció en “Compartiendo su mañana” con una comunicación telefónica. La crítica hacia Bettina Romero terminó en violencia sexista. Mujeres con perspectivas de género aseguran que los dichos habilitan a una denuncia.

Nada queda de las relaciones cordiales que mantuvo el propietario de FM Aries con la actual intendenta durante la campaña electoral del año 2019. Las críticas políticas que el primero efectuó contra la segunda se acallaron cuando el aislamiento obligatorio alejó al periodista de su programa radial en el que reapareció hoy a través de una comunicación telefónica. Allí disparó contra la jefa comunal, aunque las impugnaciones políticas estuvieron salpicadas de expresiones de “violencia sexista” lisa y llana.

Dos pasajes se destacan y pueden escucharse en el audio que acompaña esta nota. En el primero resalta que la jefa comunal no está capacitada para el puesto al que llegó tras ser funcionaria de Macri en Bienestar Social donde se regalan cosas en nombre del Estado. “En base a eso hacen política. ¿Después donde pasaron? A la Cámara de Diputados. Iba a cambiar la Cámara (…) Era una promesa electoral: una cámara ágil, esto y lo otro. Presentó un solo proyecto en dos años, creo que tuvo uno o dos embarazos los cuales se los pagó el Estado porque indudablemente que no trabajó”, manifestó.

Mujeres con perspectiva de género fueron consultadas por CUARTO al respecto. Varias prefirieron mantener en reserva sus nombres, pero aclarando que aun cuando toda crítica política no implica necesariamente violencia de género; sí lo es cuando Peña “dice que ‘los dos embarazos se los pagó el estado’ de una manera despectiva y como si estuviera robando ese dinero. Ahí debemos señalar lo siguiente: las mujeres tenemos derecho a que se nos mantenga el sueldo durante el embarazo. Sea ella como diputada o sea una empleada de cualquier ámbito. Además, tenemos derecho a los días de licencia que establezca en cada caso la normativa aplicable”, enfatizó una de las consultadas.

Irene Cari, referente del Foro de Mujeres por la Igualdad de Oportunidades, repudió las expresiones a las que calificó de misóginas. “Si bien nosotras no comulgamos ideológicamente con la intendenta y la forma en que quiere incluir a las mujeres, es muy importante el avance que representa que una mujer haya accedido a tan importante cargo. Yo diría que este hombre desconoce que la inexperiencia política – si existiera – es producto de siglos de obstáculos que impiden a las mujeres a acceder a lugares de decisión y como periodista no tiene idea de los avances legislativos y tratados internacionales de los últimos años. Sus expresiones son una ofensa a todas las mujeres que para lograr lo que estamos logrando entramos hasta en las universidades con la panza a cuestas”, remarcó.

No menos enfática fue Ana Pérez Declercq, una de las directoras del Observatorio de Violencia contra las Mujeres en Salta. “Los dichos de Mario Peña constituyen en primer lugar violencia de género simbólica porque, como la define la Ley 26485, su mensaje transmite y reproduce dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad”, resaltó la académica que aclaró que a ese tipo de violencia se le sumó otra más: la laboral, en referencia a que al señalar Peña que la funcionaria «…Tuvo dos embarazos que le pagó el Estado…», desconoce “el derecho a la licencia por maternidad. Los mismos periodistas que veneran la figura de la madre, cuando las mujeres hacen uso de sus licencias sospechan de ellas”, señaló.

También hubo alusiones a la otra expresión del comunicador: la de la jefa comunal como “una nena caprichosa” que “no tiene la culpa de haber nacido ahí”, en referencia a la familia de la que proviene. Sobre ello, la primera de las consultadas menciono que así se la está “minorizando” y criticando en su condición de mujer-hija. “Es muy frecuente este tipo de señalamientos hacia mujeres. Difundir ideas que van en el sentido que plantea el opinante constituye una discriminación hacia nosotras, un acto de violencia simbólica. Ahora la ley de violencia 26585 además, tipifica la violencia política”, resaltó.

Pérez Declercq, por su parte, manifestó que en ese pasaje Bettina Romero es presentada “ante los ojos de la sociedad, como la “hija de”, alguien que “necesita un asesor porque no ha tenido ningún logro en su vida. La mirada del periodista sobre su incapacidad para ´hacer política” es una muestra de violencia de género de tipo política, ´concluyo la académica quien aseveró que los dichos en sí mismos habilitan a realizar una denuncia. “Mensajes de este tipo en un medio de comunicación son peligrosos por reproducir un discurso que deslegitima las tareas de cuidados, las capacidades de las mujeres para ocupar cargos políticos y el lugar subordinado de las mismas”, finalizó.

Otras noticias