Imagen ilustrativa

El trío de uniformados golpeó y disparó balas de pintura contra este muchacho de 15 años. El hecho sucedió en enero de 2020.

Se trata del sargento ayudante Rómulo Segovia, el sargento Pablo Exequiel Toledo y el cabo Ignacio Esteban Zurita. Los tres pertenecen a la División de Seguridad Urbana. El 12 de enero vigilaban en barrio Primera Junta a bordo del móvil policial 1829.

Municipalidad de Salta

Tras despejar una zona donde gente consumía bebidas alcohólicas, arremetieron contra este adolescente que vive al frente, quien a la voz de “qué haces acá” recibió una patada en el pecho. La hermana, quien radicó la denuncia, relató el hecho.

Luego el maltrato continuó. Llegó la madre del adolescente y también recibió empujones y más violencia por parte del mismo uniformado que tiró la patada voladora. Mientras, los otros policías golpeaban al muchacho contra la patrulla. Cuando la hermana y la madre intentaron rescatarlo, iniciaron los disparos con balas de pintura.

La justicia detalla que al menor “le causaron lesiones que fueron producidas por el impacto de proyectiles, según constató el certificado médico”. Segovia, Toledo y Zurita están acusados de los delitos de vejaciones calificadas por el uso de la violencia y lesiones leves en concurso ideal, en perjuicio de un menor de 15 años.

En las últimas horas se supo que la fiscal penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, requirió ante el Juzgado de Garantías 6, la elevación a juicio de la causa.