En un acto oficial con la presencia del presidente Macri, la Fábrica Argentina de Aviones (FADEA) de Córdoba hizo entrega a la Fuerza Aérea de tres IA 63 Pampa III que serán utilizadas para el control del narcotráfico en la frontera norte del país.

En condiciones de hacer patrullaje costero de largo alcance, custodia y control fronterizo, misiones aire-aire, aire-tierra, reconocimiento táctico ofensivo e intercepción de vuelos de baja altura; las aeronaves construidas íntegramente en la provincia son unidades de entrenamiento básico de avanzada y de ataque liviano.

Alcanzan una altitud máxima de 13 mil metros y una velocidad de hasta 870 kilómetros por hora. “Diseñado a principios de los 80, este nuevo modelo fue modernizado y equipado con tecnología de última generación, especialmente en la cabina, donde todos los comandos son digitales, desde el registro de combustible hasta la planificación de una misión”, destaca el diario Clarín que hizo la cobertura del acto de ayer cuando la empresa constructora hizo entrega de las aeronaves a la Fuerza Aérea en un acto del que participó el presidente de la nación.

La Fábrica con sede en Córdoba es una empresa pública con gerencia como una privada que se propuso cumplir con sus compromisos con el Estado, pero también generar negocios y atender la demanda del sector de la aviación privada. Hoy tiene 870 empleados. De FADEA salió recientemente el tercer Hércules 130 matrícula TC 70 modernizado y se encuentra en avance el TC66 Y en otro sector está un avión IA-58 Pucará que fue remotorizado, y al que se le está iniciando el proceso de certificación de sus componentes. En tanto, Fadea también anunció la venta de un nuevo avión fumigador Puelche a Paraguay. Son unidades ensambladas en la fábrica.