Con el escándalo interno por la pretensión de Carlos Villalba de ser autoridad del partido, el PRS suma un nuevo capítulo turbio.

Cristina Fiore jamás se sintió conflictuada por compartir espacio político con alguien como Roberto Ulloa, gobernador de facto de Salta durante la última dictadura. Tampoco por levantar la bandera celeste de los antiderechos. Su paciencia tiene muchos límites. Aunque no tantos como para soportar a Carlos Villalba, el ex intendente de Salvador Mazza, involucrado en un caso de trata de personas.

Municipalidad de Salta

La diputada provincial, una de las caras visibles del Partido Renovador de Salta, puso el grito en el cielo por la incoporación de Villalba. Lo hizo después de conocer que el ex intendente fue incluido en la lista de Jorge Oscar Folloni de cara a las elecciones internas.

«No entiendo cómo lo puede tener en su lista», dijo Fiore en FM Profesional. Villalba apunta a ser presidente del Comité de Circuito Salvador Mazza en la lista de Folloni.

Villalba fue detenido en 2013 en la ciudad de Salta, durante un allanamiento en una casa que funcionaba como prostíbulo. La Policía Federal, AFIP y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, rescataron a 64 mujeres que eran obligadas a ejercer la prostitución.

“El doctor Folloni, con sus 84 años, me llama la atención. El que le realizó la lista le hace un flaco favor porque es una persona respetada”, agregó Fiore, que puede sacarse fotos con representantes de la dictadura, pero no llega a tanto.

Te puede interesar: 

Fiore | Dice que «aborto es genocidio» pero apoyó a un gobernador de la dictadura