Trastorno cerebral, demencia y la muerte | Riesgo de contaminación biológica: la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

Ing. Sandra Carral Garcín.

Es una de las enfermedades priónicas más conocidas, aunque se trata de una enfermedad rara. Breve historia de una patología que volvió a ser noticia. Potencial relación con las vacunas contra el COVID. (Sandra Carral Garcín)

En los años 50, en una tribu de Papúa Nueva Guinea se observaron casos de cerebro en esponja en personas fallecidas, los cuales se vincularon a ritos funerarios antropofágicos. En el curso de investigaciones posteriores sobre esta enfermedad se descubrió que se puede transmitir la enfermedad de un animal a otro inyectando preparados con tejido cerebral de un animal contaminado a otro sano, aún después de haber tratado los inóculos con tratamientos químicos, rayos o temperatura elevada.

En 1982 el neurólogo americano Stanley Prusiner descubre que la causa de la infecciosidad es una proteína anormal a la que llama prion (proteinaceous infectious particle). En 1997 el investigador recibe el Premio Nobel de Medicina por sus trabajos.

En los años 80 hubo casos de contaminación en Francia con la hormona de crecimiento extraída de la hipófisis de personas enfermas fallecidas, así como después de implantes de córnea de donantes contaminados.

La transmisión entre especies ocurrida en los 90 tuvo su origen en la alimentación de bovinos con harinas animales obtenidas de cadáveres contaminados, lo que fue conocido como epidemia de encefalopatía espongiforme bovina, que arrasó con el ganado en el Reino Unido. Luego 230 casos en humanos fueron recabados en el mundo, de los cuales 27 ocurrieron en Francia.

En julio 2021 llamó la atención que en este mismo país se dispusiera la suspensión provisoria de los trabajos de investigación sobre las enfermedades priónicas en los centros públicos de investigación francesa. Esto ocurrió a partir de un caso de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una persona jubilada que había trabajado en la investigación de priones (fallecida en noviembre 2021). Este caso se añadiría al de una técnica de laboratorio fallecida en 2019, luego de haber sido contaminada en 2010.

Estas investigaciones sobre los priones tienen no sólo el objetivo de comprender cómo funcionan estos agentes patógenos infecciosos, sus resultados también pueden contribuir en el estudio de otras enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

En esta cronología se observa que los episodios en relación con esta enfermedad han sido siempre tenidos en cuenta como importantes y que las medidas preventivas tomadas estuvieron a la altura de las circunstancias. Razón por la cual es muy raro que estudios recientes en relación con casos de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob desarrollados luego de la vacunación Covid, no hayan impactado en la opinión pública como anteriormente, a nivel de la difusión en los medios y de la discusión científica correspondiente.

En el trabajo del equipo científico conformado por Jean-Claude Perez, Claire Moret-Chalmin y Luc Montagnier -fallecido en febrero 2022-, un preprint publicado en mayo 2022, se señala la presencia de una región priónica en las diferentes proteínas Spike del virus SARS-CoV-2 original y sus sucesivas variantes, y también en todas las “vacunas” construidas con la misma secuencia de la Spike SARS-CoV-2 de Wuhan. Además se indica que a pesar de una densidad de mutaciones 8 veces más grande que en el resto de la Spike, la posible nocividad de la región priónica desaparece en la variante Omicron. Las causas de la desaparición de la región priónica en la Spike de la variante Omicron son analizadas en el estudio.

Además, en 2021, a partir del estudio de 26 casos de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, de la comparación de estos casos ocurridos luego de la vacunación Covid (con vacunas ARNm -Ácido Ribonucleico mensajero- como Pfizer y Moderna), con los de la enfermedad en años anteriores, se observó que los síntomas de los primeros eran repentinos, de rápida aparición, en contraste con el desarrollo más lento (años) de los segundos.

Los autores relatan que en Francia y Europa aparecieron más de 50 casos en pocas semanas después de la vacunación con la primera o segunda dosis de las vacunas mencionadas, incluso con el producto de AstraZeneca.

En cuanto a los 26 casos seguidos, la aparición de los primeros síntomas ocurrió en un promedio de 11,38 días después de la inyección. De esos 26 casos, 20 concluyeron en muerte y 6 sobrevivieron (al tiempo de la escritura del trabajo). En promedio los decesos ocurrieron a los 4,76 meses después de la inyección (de los cuales 8 sucedieron a los 2,5 meses).

Con lo cual, se señala que esta nueva forma de enfermedad de Creutzfeldt-Jakob es diferente a la ya conocida que, por el contrario, requiere años o décadas para su desarrollo.

Por otra parte, en el cuerpo del estudio, los autores se plantean 2 interesantes preguntas (sin respuesta): 1- Cuando emergió el virus SARS-CoV-2 Wuhan, ¿era la región priónica natural o quimérica?; 2- La supresión de la función prión, ¿fue natural siguiendo la “humanización” del virus, o fue provocada?

Los autores del estudio mencionan que hubo decesos en USA entre diciembre 2021 y abril 2022 en relación con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob provocada por la vacunación Covid, lo cual se observa en bases de datos públicas.

Ante este análisis, el estudio concluye que es evidente la necesidad de más investigación sobre el tema. En Francia, Bélgica, Suiza e Israel ya se observa un aumento de casos de este tipo de enfermedad, con lo cual cabría analizar qué pasa en el resto del mundo con esta tendencia.

Bibliografía:

Maladies à prions / Maladie de Creutzfeldt-Jakob

https://www.inserm.fr/dossier/maladies-prions-maladie-creutzfeldt-jakob/

Suspension provisoire des travaux sur les prions dans les laboratoires de recherche publics français

https://www.inrae.fr/actualites/suspension-provisoire-travaux-prions-laboratoires-recherche-publics-francais

Towards the emergence of a new form of a degenerative Creutzfeldt-Jakob disease: Twenty six cases of CJD declared a few days after a COVID-19 “vaccine” jab

https://www.researchgate.net/publication/358661859_Towards_the_emergence_of_a_new_form_of_the_neurodegenerative_Creutzfeldt-Jakob_disease_Twenty_six_cases_of_CJD_declared_a_few_days_after_a_COVID-19_vaccine_Jab

Found 27 cases where Vaccin is COVID19 and Symptom is Creutzfeldt-Jakob disease and Patient died

https://medalerts.org/vaersdb/findfield.php?EVENTS=ON&SYMPTOMS=Creutzfeldt-Jakob_disease_(10011384)&VAX=COVID19&DIED=Yes