Congreso de la Nación - Foto: Mendoza Post

La iniciativa en Diputados y Senadores fue promovida por el FpV-PJ y lleva firmas de legisladores de la izquierda y hasta del PRO.

Luego de que Mauricio Macri y el canciller Jorge Faurie desconocieran el Golpe de Estado en Bolivia, el Congreso avanzará en una sesión especial para condenar la ruptura institucional en el país vecino. Participan el FIT, Frente Renovador, Red por Argentina, el PJ y el Frente para la Victoria.

Municipalidad de Salta

Este miércoles la Cámara de Diputados y el Senado de la Nación instarán al Gobierno argentino condenar las violaciones de derechos humanos, reclamar la restitución del orden constitucional y a brindar asilo a los perseguidos políticos que lo requieran. En Cambiemos buscarán aprobar una resolución propia y evitar desencuentros antes de dejar el gobierno.

Macri y Faurie negaron sistemáticamente que en Bolivia se haya gestado un Golpe cívico-político-policial contra el presidente constitucional Evo Morales y adujeron una “transición”. Eso provocó la disidencia de la Unión Cívica Radical y de legisladores del mismísimo PRO, como Daniel Lipovetsky, que salieron a criticar la ruptura en el país vecino.

“La destitución de Morales es lisa y llanamente un golpe a la democracia que debe ser repudiado por todos los actores políticos de la región elegidos por la voluntad popular, que deben proteger a las democracias en los países de Latinoamérica, sobre los que se cierne un oscuro historial de gobiernos de facto”, reza un texto de legisladores oficialistas que responden al presidente de Diputados, Emilio Monzó.