Gráfico estimativo de la pobreza argentina en los últimos años (Fuente: redacción.com.ar)

Analistas especializados auguran que la devaluación del peso comenzará a sentirse de manera definitiva entre septiembre y noviembre.

Los datos relevados por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) revelan que en julio el índice de la pobreza fue poco menor al 34%. El salario real volvió a decrecer, y a pesar de una desaceleración de la inflación -que estiman fue del 2,2%- llegamos a una comparativa interanual del 54,5%. Es decir, hoy la inflación nos come el bolsillo.

En julio también el salario real cayó 8,1% interanual, marcó así por vigésima vez consecutiva un deterioro. El poder adquisitivo se ubicó 18% por debajo del nivel de noviembre de 2015. Hoy hay 4 millones más de pobres que entonces. Medios como BAE Negocios, estiman que “con la nueva corrida, puede dejar un país con más de 16 millones de pobres”.

El pronóstico para los meses venideros no es alentador. Desde el IET advierten que la devaluación de agosto en el peso se sentirá con fuerza nuevamente en  septiembre y octubre. “En diciembre podemos estar con una pobreza cercana al 37%. Y probablemente pueda haber un pico en el primer trimestre de 2020. Todo esto dependerá mucho de en cuánto se estabilice el dólar”, comentó el analista Daniel Schteingart.