Luego de haber ingresado a una clínica el día lunes a la noche por un malestar cardíaco, el intendente ya está fuera de peligro.

La información que circula en los diferentes medios locales desde las primeras horas de la mañana indica que el intendente de la ciudad de Salta, Gustavo Ruberto Sáenz ya se encontraría fuera del Sanatorio El Carmen, donde ingresó hace poco más de un día.

Lo que trascendió a partir de los galenos es que el jefe comunal sintió “una molestia” y llegó por sus propios medios al sanatorio. Ahí fue tratado por un médico de guardia que le diagnosticó un cuadro de “fibrilación auricular”, un tipo de arritmia frecuente.

Si bien para horas de la tarde de ayer se informaba que el caso no era muy grave, los médicos del sanatorio comentaron: “Estará internado y en reposo hasta que revierta su cuadro de arritmia”.