domingo 19 de mayo de 2024
12 C
Salta

La tragedia educativa salteña | Por falta de agua potable en una escuela rural deben usar una acequia

La escuela Macacha Güemes, en el límite provincial, enfrenta una escasez crónica de agua que aqueja a docentes y estudiantes. A pesar de décadas de gestiones, el problema persiste en la ampliación de la escuela, inaugurada hace más de 20 años, debido a problemas en el líquido elemento.

La escuela rural Macacha Güemes, ubicada en el municipio de General Güemes, sobre Ruta Provincial 10, cerca del límite con Jujuy, tras 87 años de servicio en la comunidad, ahora se enfrenta a un desafío apremiante: la falta de agua potable para higiene y consumo personal. Esta situación ha llevado a los docentes y estudiantes a recurrir a baldes para evacuar el baño y a depender de bidones de agua mineral para satisfacer sus necesidades básicas.

A pesar de más de una década de esfuerzos por resolver el problema, la ampliación de la escuela, que fue inaugurada en 2000, sigue padeciendo una insuficiente provisión de agua debido a fallas en el sistema de suministro. Los problemas en las cañerías y tanques elevados destinados a los baños han persistido, lo que afecta directamente a la calidad de vida de la comunidad educativa.

Otro inconveniente radica en la ampliación de la escuela, inaugurada en el año 2000 para dar cabida a una creciente matrícula. Aunque se dotó a esta ampliación de tanques elevados destinados a los baños, la instalación deficiente de las cañerías y el uso de materiales de baja calidad impidieron su correcto funcionamiento. Esto ha llevado a que tanto los alumnos como los docentes tengan que recurrir a soluciones precarias, como el uso de baldes para los baños y la limpieza personal. Ante la falta de agua, la comunidad educativa ha tenido que adaptarse utilizando depósitos de agua a nivel del suelo, que son abastecidos por el aguatero municipal en intervalos periódicos.

La directora de la escuela, Dora Rodríguez, compartió la difícil situación que enfrentan: «Para el consumo de los alumnos hacemos uso en la medida de nuestras posibilidades de agua en bidones, el resto de agua que se pueda obtener, la utilizamos para los baños, la limpieza y el aseo personal».

El único tanque elevado que funciona en la estructura antigua ha tenido problemas frecuentes de abastecimiento debido a cortes de luz o fallas en la bomba. En estas ocasiones, los docentes y alumnos mayores se ven obligados a recolectar agua de una acequia cercana para suplir sus necesidades.

Visita de autoridades

Recientemente, según informó El Tribuno, la escuela recibió la visita de autoridades provinciales que mostraron su interés en abordar esta situación crítica. Jorgelina Bellagamba, secretaria de Políticas Sociales; Silvia Garnica, coordinadora de Educación; Lorena Cejas, coordinadora de Educación y Juventud del Senado de la Nación; y la Dra. María Agustina Esteban, se reunieron con Fabiana López, directora de la institución educativa de nivel primario, y recorrieron las instalaciones para comprender de cerca las necesidades más apremiantes.

Archivos

Otras noticias