Torturó, inventó una causa, se infiltró en la Justicia, presentó testigos falsos | El ex comisario Mamaní irá a prisión

Walter Mamaní

Fue condenado a tres años y medio de cárcel.

El juez Ramon Haddad condenó al ex comisario Walter Mamami a la pena de tres años y seis meses de prisión efectiva e inhabilitación especial por el doble de tiempo. Fue considerado autor material de los delitos de privación ilegítima de la libertad y falsedad ideológica en concurso real por el hecho 28 de junio de 2020 en Apolinario Saravia.

Además, Juan Francisco Giménez, Julia Antolina Díaz y Sergio Luis Argañaraz fueron condenados a dos años de prisión de ejecución condicional y cumplimiento de reglas de conducta como autores del delito de falsedad ideológica en perjuicio de la fe pública por el hecho ocurrido el 28 de junio de 2020 en Apolinario Saravia.

Franco Matías Vizgarra fue absuelto de los delitos por los que llegó a juicio.

Walter Mamaní, Juan Francisco Giménez, Julia Antolina Díaz y Sergio Luis Argañaraz fueron absueltos por los otros delitos por los que llegaron acusados.

Los hechos

En junio de 2020, mientras patrullaba las calles de Apolinario Saravia junto a otros efectivos, Mamaní intentó realizar una detención ilegal, pegó tiros al aire y luego intentó armar una causa asegurando que un muchacho que manejaba una camioneta quiso atropellarlo. El muchacho, casualmente, es hijo de la dueña de un canal de televisión local que antes había cuestionado el accionar de Mamaní y los policías a su cargo.

Con lo que no contaba el comisario era que todo había quedado registrado por las cámaras de seguridad. Las imágenes mostraban cómo Mamaní y sus subordinados intentaban detener al joven de la camioneta sin que este hubiera dado motivos -como alegaron los uniformados: el muchacho viajaba a alta velocidad por las calles del pueblo, lo cual era mentira- para luego pegar tiros al aire y perseguirlo hasta su domicilio, donde el propio Mamaní se puso a dañar la camioneta talvez con la intención de dar credibilidad a sus dichos. Esto también fue captado por las cámaras de seguridad.

En los casi dos años que transcurrieron desde el hecho pasó de todo. Mamaní recibió información privilegiada desde Ciudad Judicial por un empleado del lugar que fue cesanteado. Luego se descubrió que el ex comisario ya tenía un historial de corrupción que llegaba, al menos, al caso de las turistas francesas. Mamaní plantó pruebas durante la investigación del recordado crimen en San Lorenzo. Intentó culpar a un vecino de la zona. Luego, en este juicio, presentó testigos falsos.