martes 7 de febrero de 2023
29.2 C
Salta

Todos los asesinos están libres | Se cumplen 26 años del asesinato del periodista José Luis Cabezas

Fue asesinado el 25 de enero de 1997 por orden de un empresario – Alfredo Yabrán – que no perdonó que la cámara de José Luis alumbrara su rostro. La historia terminó con secuestro, dos balazos y el cuerpo en el interior de un auto incendiado.

El «pecado» de José Luis Cabezas fue revelar al mundo el rostro del poderoso empresario Alfredo Yabrán, a quien el entonces ministro Domingo Cavallo había denunciado ante el Congreso Nacional como “el jefe de una verdadera mafia enquistada en el poder”. Yabrán se había caracterizado por financiar políticos y controlar los servicios postales privados y de mensajería, aunque hasta entonces su nombre era susurrado en voz baja.

Por eso se alteró cuando José Luis Cabezas logró que su fotografía se convirtiera en tapa de todos los diarios. La famosa y trágica foto fue tomada en la localidad balnearia de Pinamar. “Ustedes no saben lo que hicieron, sacarme una foto a mí es como pegarme un tiro en la frente”. “Ni los servicios de inteligencia tienen una foto mía” dijo alguna vez el empresario a la prensa, lo que constituía una verdadera amenaza a quienes tomaron la foto.

El resultado se conoce: el empresario reunió una banda de ladrones reclutada por el entonces oficial de la policía bonaerense Gustavo Prellezo “para apretar al fotógrafo”. El “apriete” terminó con el secuestro de Cabeza y su muerte en un descampado a 13 kms. de Pinamar en donde lo hicieron arrodillar y le dispararon en la cabeza antes de quemar el cuerpo y el auto.

“Por el crimen, los policías Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Prellezo fueron condenados a prisión perpetua, al igual que los integrantes de la banda de “Los Horneros”, Sergio González, Horacio Braga, José Auge y Héctor Retana. Luna fue liberado en 2016 al cumplir las dos terceras partes de la sentencia a 24 años; Prellezo obtuvo arresto domiciliario en 2010, “porque era asmático, le dolía la cintura y había humedad en la celda”, según contó Gladys Cabezas, y en diciembre de 2016 fue liberado. Hoy es abogado. Auge recuperó la libertad en 2004, González en 2006, y Braga el 25 de enero de 2007, justamente el día en que se conmemoraba el crimen. Retana y Camaratta murieron, mientras el ex sargento Gregorio Ríos, jefe de custodia de Yabrán, fue condenado como instigador del crimen y se le rechazó la excarcelación en diciembre de 2006. Su condena a perpetua cambió a 27 años y en 2008 fue liberado por el beneficio de la entonces vigente Ley del 2 por 1”, recuerda hoy el sitio Perfil, parte de la editorial que publica la revista Noticias en donde trabajaba el propio José Luis.

Yabrán se suicidó el 20 de mayo de 1998, a los 53 años. Su poder le había permitido permanecer prófugo en una finca de su propiedad en la zona situada entre las ciudades entrerrianas de Gualeguachú y Concepción del Uruguay. Según los testigos, se disparó un balazo en la boca cuando la policía entraba a la finca tras haber descubierto su paradero.

Otras noticias