La "Perla" festeja al cielo. Foto: Realidad Deportiva.

A fuerza de goles (marcó 46 con la camiseta Cuerva), humildad y una enorme fuerza personal luego del fallecimiento de su hija, la Perla se ha convertido en el ídolo indiscutido de la parcialidad azabache.

Fabricio Reyes exhibió su condición de goleador ayer a la tarde cuando en el Plinio Zabala de la ciudad de Perico, el cuervo derrotó a Talleres de esa ciudad por 3 a 1, por los cuartos de final de ida del Torneo Regional Amateur 2019. Los tres tantos fueron marcados por el jugador del que todos hablan. El sitio InformateSalta publico una semblanza del joven delantero que llegó desde Luis Burela (Anta), donde nació futbolísticamente en el humilde equipo de Río Dorado, donde resaltó entre sus compañeros.

“Su salto de calidad lo dio en Deportivo Tabacal quien contrató al delantero para reforzar un equipo que buscaba protagonismo en el Federal B. Allí conoció a su socio ideal y actualmente uno de sus mejores amigos, Wily Puntano con quien llegó a marcar 28 goles. “Un día lo lleve a mí barrio y me dicen: ¿ese es La Perla?… ni pinta de jugador tiene, se parece más a un hachero”, se sonrió Puntano”, reseñó el medio citado.

Puntano habló sobre su amigo y sus cualidades dentro de la cancha. “Es una persona maravillosa y ahora está pasando un gran momento en lo futbolístico. Es un jugador completo en todos los sentidos. Sabe leer los partidos, es fuerte y sabe cuándo apretar o bajar la intensidad en función del equipo. Cabecea bien, es rápido, gambetea y le pega con las dos piernas” afirmó.

“Pero sin dudas su historia se forjó en su querido Central Norte, equipo para el que juega y es hincha, algo que demuestra con acciones. Tuvo ofrecimientos de su archirival para llevarlo al Federal A, pero rechazó la oferta por su corazón blanco y negro” recordó la nota.

A su llegada a Central Norte se encontró con Marcelo Castro, un técnico que no apreciaba las virtudes del goleador. Cuando despidieron a Castro por su bajo rendimiento, llegó el momento de La “Perla” de la mano de Pedro Rioja, siguió con Norberto Acosta y en la actualidad deslumbra en el equipo de Ezequiel Medrán.

Su momento futbolístico es inmejorable. Tiene un récord de 46 goles en 54 partidos, es decir, una eficacia goleadora de más del 80% por partido. Se ha convertido en un delantero intratable con el gol, que además asiste a sus compañeros y maneja cada ataque de su equipo.

La “Perla” es el niño mimado de los hinchas de Central Norte. Ese chico de porte bajo, que habla poco, pero que deslumbra en la cancha. Ayer tarde se cargó el equipo al hombro y generó sus propios goles dándole un 70% del pase a la final del Torneo Regional Amateurs. Hoy es el as de espada del equipo de Medrán, ese ángel que brilla con luz propia.