Foto: El Tribuno

Ayer el CIF realizó el levantamiento del cuerpo de una mujer que falleció producto del disparo de un arma reglamentaria. Sucedió en la zona oeste.

Jueves 3 de octubre alrededor de las 12.30 un llamado al 911 informa que una joven se encontraba sin vida en una vivienda ubicada en calle Ayacucho y Pasaje Metán. A los pocos minutos se hicieron presentes los uniformados en el lugar para constatar que se trataba de una mujer de 26 años, pareja de  un efectivo de la Policía de Salta que ostenta la jerarquía de Cabo y con quien convivía.

Inmediatamente dieron intervención al Cuerpo de Investigaciones Fiscales que bajo las órdenes la fiscal Ana Inés Salinas Odorisio, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, procedieron al levantamiento del cuerpo y un primer análisis de lo que a posteriori se informó fue la escena del crimen.

Todo apunta a que el cabo de la policía salteña asesinó a su pareja con un disparo de su arma reglamentaria. Diario El Tribuno detalló que “luego de la inspección ocular de la escena trágica, personal de la Brigada de Investigaciones informó a la fiscal actuante una serie de anormalidades observadas prima facie, que llevó de manera inmediata a la detención del cabo Jorge Martearena”.

El cuerpo de la mujer fue trasladado al Servicio de Tanatología Forense para la realización de la autopsia.