Desde el gobierno comandado por Axel Kicillof analizan la posibilidad de apelar a esta forma para «visibilizar e incluir a todas las personas».

Tras el anuncio de Estela Díaz, ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, respecto a la elaboración de una guía de lenguaje inclusivo para la administración pública bonaerense, los distintos medios de aquella provincia hicieron eco de la noticia.

La ministra además adelantó que para la confección de dicha guía se convocará a especialistas en la materia. Además recordó que ya existe una realizada por la Cámara de Diputados de la Nación.

Sobre la guía de lenguaje inclusivo, Díaz comentó que “va a definir todos los procedimientos de lenguaje que se tengan para los distintos tipos de decretos, resoluciones, memos y demás vías de comunicación que tiene la administración”.

Hasta ahora no definieron si se sustituirá el uso del masculino por la impersonalidad, o se utilizará la letra X o la E, en caso de que se intente abarcar más de un género.

La ministra remarcó que la finalidad de la aplicación del lenguaje inclusivo en la administración bonaerense es “que se visibilice que cuando se habla en masculino no están incluidas todas las personas”.

Díaz no es la primera funcionaria del peronismo que propone la utilización del lenguaje inclusivo. La semana pasada la directora del Pami, Luana Volnovich, estableció que todas las disposiciones y circulares del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados sean escritas con lenguaje inclusivo.