Tenía pedido de captura internacional | Detienen a militar que secuestró, torturó y dinamitó el cuerpo de un dirigente salteño en 1976

El ex teniente coronel Carlos Ignacio «Calele» Cialceta se desempeñó durante la dictadura en el Regimiento de Infantería de Monte 28 de Tartagal e Integró el grupo de tareas que secuestró, torturó y asesinó a René Santillán. Fue apresado ayer.

Cialceta integró el grupo de tareas militar que el 10 de agosto de 1976 violentó la casa de Santillán en General Mosconi y lo secuestró. En el sitio “Militantes del peronismo revolucionario” el historiador Roberto Baschetti registró una biografía del dirigente que integraba la Juventud Peronista, realizaba trabajo social con los pueblos originarios y en los barrios carenciados. “Hasta julio de 1976 fue trabajador en YPF y delegado del sector Metalúrgica del Departamento de Electromecánica. Con su hermano Alfredo que trabajaba en el sector Usina del mismo departamento, eran opositores al oficialismo en el Sindicato SUPE. Fue secuestrado el 10 de agosto de 1976 frente a su esposa Irma Yolanda Prado y algunos de sus hijos. Fue asesinado y su cuerpo dinamitado el mismo día, en el camino a Acambuco. Tenía 33 años”, destaca el sitio.

Por ese y otros crímenes, en abril del corriente año consignamos que la jueza subrogante Mariela Giménez, del Juzgado Federal N° 2 salteño, había dado lugar al requerimiento que el fiscal Carlos Martín Amad realizara el 29 de marzo pasado en el que había solicitado la prisión preventiva de Cialceta. En ese entonces Cialceta no se encontraba en su domicilio declarado, por lo que Martínez ordenó la captura internacional.

Hoy se supo que el ex militar estaba residiendo en una casa sobre la calle General Güemes, en el centro de la ciudad de Salta. El dato llegó al área de Derechos Humanos de la Unidad Fiscal Federal de Salta y el fiscal general Carlos Amad solicitó el allanamiento que fue llevado a cabo por Gendarmería Nacional. Cialceta fue finalmente detenido y el fiscal informó que quedó alojado en dependencias de esa fuerza nacional.

Cialceta venía eludiendo la orden de detención desde abril. Entonces la pareja del ex militar informó que ya no vivía más en la casa común, que estaban separados de hecho y desconocía su paradero, igual que sus hijos. Sin embargo, se supo que en realidad la pareja no estaba separada y había un contacto permanente, también con los hijos.