Tendencia firme | Seis de cada diez argentinos aprueban despenalizar el aborto

Lo confirmó una encuesta de la consultora Quiddity que confirmó que además del amplio apoyo de la ciudadanía a la despenalización, la problemática es bien conocida por la sociedad. La mayoría de los encuestados pide que la Iglesia se abstenga del debate.

Las conclusiones del estudio Situación de la opinión pública con respecto al aborto, de Amnistía Internacional y Cedes, realizado por Quiddity, son tajantes: un 98% de los argentinos sabe sobre el tema y un 59% está o muy o algo de acuerdo con la legalización. Eso no es todo: un 48% de las personas encuestadas conocen a alguien que lo hizo mientras que un 63% considera que la Iglesia debe abstenerse de opinar sobre el tema.

Así lo relata el diario Perfil que analizó los datos del muestreo que también concluyó que mientras más más se conoce sobre el aborto más de acuerdo se está con su legalización con lo cual concluye la nota periodística es de suponer que “a medida que avance el debate aumente la cantidad de gente que está de acuerdo”.

De allí que en el caso de la encuesta objeto de estas líneas, entre los consultados muy informados (22%) el acuerdo con la despenalización es 53%; mientras aquellos que dicen estar poco o nada informados el valor de acuerdo desciende al 23% y 24% respectivamente. Sí se aclara que quienes están de desacuerdo con la legalización son minoría pero una minoría particularmente activa y dispuesta a dar la batalla cultural hasta las últimas consecuencias contándose entre estos los legisladores que se embanderan en el eslogan “a favor de la vida” y la propia iglesia.

El último dato es relevante porque el 63% de los encuestados consideran que la Iglesia debe abstenerse. Las conclusiones son taxativas: «La sociedad argentina otorga hoy un rol periférico a la Iglesia Católica. Un 63% dice que debería mantenerse al margen, e incluso que lo que los legisladores deberían fundamentalmente considerar para su voto son los derechos de las mujeres (50%) y no sus creencias personales religiosas (9%)».

Son pocos los temas con tanto conocimiento por parte de la sociedad. El 98% de conocimiento, sumado un 70% de coincidencia en la importancia de la discusión permite concluir lo siguiente: «El debate que afrontará próximamente el Congreso sobre la despenalización del aborto en la Argentina se ha transformado no solo en agenda pública, sino en un asunto social masivo. El 98% de los entrevistados por lo menos ha escuchado hablar sobre su tratamiento“. Este valor es inmenso. Por eso, la necesidad de debatir. Y de no quedarse en la discusión.