martes 16 de abril de 2024
20.9 C
Salta

Temen ser eclipsados | Preocupación en Chile por la “fiebre del litio” en Catamarca, Salta y Jujuy

El periódico “La Tercera” de ese país analizó los proyectos que están por ponerse en marcha en el norte argentino y estimó que en 7 años la minería argentina será la tercera exportadora mundial. “Nos va a superar si nosotros no hacemos algo”.

La carrera productiva entre Chile y la Argentina, todavía, está muy ladeada en favor del país trasandino, pero las estimaciones oficiales, señala el periódico, marcan que este año el litio será la principal exportación minera argentina en términos de valor y que, en 2024, llegará a rondar los USD 4.000 millones dado el aumento de los precios de esa materia prima.

El diario La Tercera cita una estimación de JP Morgan en la se prevé que en 2030 Argentina será el tercer exportador mundial. En el primer lugar se mantendrá Australia con el 23%, seguida de China (16%), Argentina y África con 13%, quedando Chile relegado a un cuarto lugar, con un 10%.

“Argentina va a crecer y nos va a superar si nosotros no hacemos algo”, dijo hace una semana el ex ministro de obras públicas chileno Eduardo Bitran, quien pronostica que en 2026, cuando las minas chilenas SQM y Albemarle lleguen a unas 300 mil toneladas, Argentina ya producirá eso o más.

La proliferación de proyectos, en este momento Argentina tiene solo dos activos, pero hay decenas en carpeta, es la que está detrás de las proyecciones optimistas. También una legislación particular que, al excluir al Estado nacional y poner en primer plano a las provincias, además de una regulación que la considera un bien estratégico a nivel económico pero no a nivel militar.

Sin embargo, el períodico sostiene que Chile puede reaccionar para evitar se “eclipsado”. Argentina tiene reservas por 2,2 millones de toneladas mientras que Chile tiene reservas por 9,2 millones. La ubicación, facilidad logística y calidad de los yacimientos en si -medido en concentración del mineral- es superior del otro lado de la cordillera. Pero, de no haber una reacción rápida chilena, el sector puede crecer mucho más rápido en Argentina.

“Como hay 30 proyectos, muchos de ellos con la intención de producir 40 mil toneladas de carbonato de litio, es posible y probable que en 2030, si Chile no mejora su producción, efectivamente nos pasen”, dijo a La Tercera Rodrigo Dupouy, presidente para Latam de Sorcia Minerals.

“Un boom es algo explosivo, que no se vio venir y que en algún momento se va a estabilizar. En el caso de una burbuja, estamos viviendo una especie de ilusión. Veo difícil que todos los proyectos hoy en carpeta puedan escalar su producción a nivel tal que se vuelva una inversión sustentable en el tiempo. Va a llegar un momento en que el precio del litio va a bajar y se van a empezar a comprar unas con otras”, dijo Pablo Ampuero Ruiz, doctor en antropología y miembro del grupo de investigación ERC “Mundos de Litio” en la Universidad de Ámsterdam al periódico chileno.

Otras noticias