Tarifas y electorado | El paciente trabajo del peronismo no K para seducir a los votantes desencantados con Macri

Los seguidores de Urtubey y Massa aseguran que el ajuste de Macri filtrará votos de clase media hacia el PJ en el 2019. Las encuestas parecen confirmarlo: la imagen presidencial cayó 5 puntos en abril y las evaluaciones negativas sobre la marcha del país treparon del 34 al 44 por ciento.

En su habitual columna de los días jueves en el diario La Nación, Carlos Pagni analizó el peso político – electoral que tiene el tema de las tarifas. Asegura que tanto para el Gobierno como para la oposición, los votantes se agrupan en tres grandes categorías a la que cada uno de los grandes espacios de la política argentina le dedica sus discursos, sus eslóganes y sus análisis, pensando también cómo se comportarán en el futuro esos sectores del electorado.

“Alrededor del 25% creen que el país del kirchnerismo era una fiesta que Macri vino a estropear. A ese mundo le habla la expresidenta cuando propone un congelamiento de tarifas”, enfatiza el periodista del diario La Nación quien a la hora de precisar a quien le habla el macrismo dice lo siguiente: “al grupo que suma más o menos 40% del electorado, adhiere a la política oficial, sobre todo porque sospecha que no hay alternativa”.

Finalmente, el columnista afirma que el peronismo que responde a los gobernadores y al massismo le habla a la franja de la población que está al medio: “la franja de los que, habiendo simpatizado con el oficialismo, no toleran sus ajustes económicos. Ese sector es el destinatario del mensaje del PJ no kirchnerista. Son los peronistas que se agruparon en Gualeguaychú y que serán recibidos hoy por Schiaretti en Córdoba. Allí están los seguidores de Juan Manuel Urtubey y de Massa, coordinados por Pichetto. El objetivo de este sector es muy modesto. Que aumente el descontento para poder decir, el año próximo, que el ajuste de Macri es interminable. Y provocar, de ser posible, un ballotage. Los radicales son sensibles a esta descripción. Ven con alarma que Macri mejora entre los desposeídos, pero filtra votos de clase media hacia el PJ. Por eso hablaron de tarifas. Las encuestas justifican esa alarma. Según Poliarquía, por ejemplo, la imagen de la gestión presidencial en su medición de abril cayó 5 puntos. Y las evaluaciones negativas sobre la marcha del país treparon del 34 al 44%”, aseguró el periodista.