Tarifas | La salteña Royón aseguró que la quita de subsidios comenzó a regir para los sectores de ingresos altos

La secretaria de Energía expuso en la Cámara de Diputados en el marco de las sesiones previas al debate por el Presupuesto 2023. Aseguró que los subsidios del área pasarán de representar 2.2 a 1.6 puntos del PBI.

Según estimaciones del Gobierno, el 35% de los usuarios de energía eléctrica —sobre un total de 15 millones— no se anotó en el formulario RASE para mantener los subsidios. Esto contempla a quienes decidieron no solicitar el subsidio, pero también – entienden en la Secretaría de Royón – gran parte de ese porcentaje no se inscribió por falta de información o conectividad a pesar de que por su nivel de ingreso deberían seguir con la ayuda estatal. En total, son más de 5 millones de hogares los que no se inscribieron.

Respecto a la nueva política de subsidios que implementa el gobierno nacional, Royón reveló que prevén que el año que viene “el 49% de los costos mayoristas sea cubierto para la tarifa eléctrica que abona el usuario de acuerdo al plan de segmentación”. Según su visión, a través del retiro paulatino de los subsidios a los sectores de altos ingresos se están “sentando las bases para sostener una matriz energética asequible para los argentinos para que después se pueda exportar”, destacó el sitio Infobae.

Ante las dudas planteadas por los diputados de la oposición, Royón afirmó que “la segmentación ya está operativa” para el segmento comercial con excepciones a beneficiarios de tarifa social, clubes de barrio y establecimientos de bien público. Además, confirmó que “a partir del 1 de octubre se retira el subsidio a quienes solicitaron el subsidio y quedaron calificados como sectores de altos ingresos, y a quienes no solicitaron el subsidio” a través del Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) que se mantendrá abierto de manera permanente para altas y bajas.

En esta primera etapa de readecuación de los subsidios, la funcionaria recordó que se reducirá en un 20% el beneficio los sectores de altos ingresos y no inscriptos, para luego -en dos etapas sucesivas- avanzar en porcentajes del 40% para cada una.