Los jueces cortesanos solicitan aproximadamente 4 mil millones de pesos que alcanza a los propios magistrados y a funcionarios y empleados del Poder Judicial. Cruces por «fake news» sobre los sueldos

Tras el paro y movilización de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (UEJN), la Corte Suprema solicitó modificar partidas presupuestarias para aplicar aumentos salariales.

El pedido de los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda se basa en un aumento del 30 por ciento en tres cuotas: septiembre, noviembre y diciembre.

Según especificaron los magistrados, el monto que le solicitan al Poder Ejecutivo es de 475 millones de pesos para la Corte y 3450 millones para los magistrados, funcionarios y empleados desde el Consejo de la Magistratura.

“Tenga bien a disponer las modificaciones en las partidas presupuestarias vigentes y la disposición de los recursos financieros”, pidieron los jueces al Jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuyo destino es “para todas las categorías del escalafón del Poder Judicial de la Nación”.

“En la actual coyuntura del país, lo que estamos obteniendo es por demás significativo. No tenemos una suma fija ni dádiva, sino una recomposición hecha y derecha”, celebró el titular del gremio Julio Piumato.

No obstante, el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU) sostuvo que es falso que el aumento salarial trepe al 69 por ciento, por lo cual reclamaron “negociaciones paritarias en el ámbito de la Justicia nacional y federal”.

En las últimas horas la UEJN denunció públicamente «la provocación montada» del multimedios Clarín sobre los sueldos del sector, algo que consideran fue utilizado para desviar la atención del reclamo. «No hay dudas que detrás de la opereta mediática de Clarín está el gobierno, único responsable de la inflación, del tremendo desbarajuste económico y de la profunda crisis social», apuntaron en un comunicado.