Claudio Del Pla.

El diputado trotskista aseguró que el proyecto se aprobó a las apuradas. Advirtió que la renegociación conlleva la posibilidad de un nuevo crédito y, por ende, un crecimiento de la propia deuda provincial.

Fue el único de los 58 diputados presentes que no aprobó el proyecto remitido por el ejecutivo provincial. Al justificar su negativa, el diputado Claudio del Pla consideró que la iniciativa que autoriza al gobierno a iniciar las negociaciones para refinanciar la deuda pública en dólares de Salta se “votó de apuro”.

Señaló también que “todo el mundo sabe que hace cuatro meses se está discutiendo la renegociación de deuda y, evidentemente, lo que aquí se está tratando de hacer es ver si puede empalmar esa renegociación de deuda con evitar que el día 16 de agosto la provincia entre en cesación de pagos”.

Para el diputado, “hay un apuro para que la provincia no entre en default” y durante su intervención el tratamiento afirmó que “se trata de una autorización absolutamente escandalosa para que el Poder Ejecutivo de la provincia haga una renegociación de la deuda que puede perfectamente implicar un crecimiento muy importante del tamaño total de la deuda. No sólo puede no tener ninguna quita, sino que pueden tener un crecimiento porque una de las cosas que se autoriza es exactamente que la provincia pueda negociar la capitalización de interés”.

El legislador explicó que por los intereses que no se paguen, la provincia toma una nueva deuda para pagarlos que se acumula al monto anterior, “por lo tanto cuando se discute la renegociación hay un nuevo crédito implícito y autorizado por esta Ley y por los diputados oficialistas y opositores que la van a votar”. “Es decir, esta autorización implica capitalizar los intereses en nuevo crédito acumulado a la vieja deuda”, concluyó.