Los presidentes de Boca y River no dan el visto bueno a la idea de Mauricio Macri.

Los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, ratificaron su rechazo a la propuesta de jugar con público visitante en la final de la Copa Libertadores que puso sobre la mesa Mauricio Macri.

“En la cancha de River y contra Boca se juega sin público visitante”, señaló D’Onofrio ayer en el programa televisivo Debo Decir. Angelici se sumó a la postura: “No creo que tengamos que jugar con visitantes”.

La discusión al respecto la abrió el propio Jefe de Estado y la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, dijo que estaban las condiciones para que así sea. Sin embargo, los titulares de los clubes que disputarán el título marcaron disidencia.

“Tenemos una postura clara con Rodolfo sobre los visitantes. No puede ser que los presidentes de los clubes no seamos consultados”, achacó Angelici. Por su parte, el dirigente de River dijo: “Me levanté el jueves sin saber cuándo jugábamos y el viernes decían que iban los visitantes”.

El partido entre River y Boca será el próximo sábado por la tarde y no habrá público visitante. Se espera que en las próximas horas los clubes comuniquen formalmente la decisión tomada.