La obra del acueducto (Foto: Prensa Gobierno de Salta)

Cornejo dió intervención al CIF y la Facultad de Ciencias Naturales de la UNSa.

El procurador general, Abel Cornejo, elevó una consulta a los organismos provinciales competentes en torno al consumo de agua potable para saber si la extracción subterránea acarrea contaminación. Además, dió intervención al Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) y la Facultad de Cs. Naturales de la Universidad Nacional de Salta.

Lo que se intenta develar es si la explotación del agua potable que consume la ciudadanía conlleva vectores de enfermedades gastroentéricas. Las consultas por las políticas de protección fueron remitidas a la Dirección General de Coordinación Epidemiológica Provincial, que informó que no tiene registros de aguas subterráneas y que la facultad de vigilancia se limita a los centros de salud en coordinación a la estatal Aguas del Norte.

Asimismo la Procuración extendió el pedido a la Secretaría de Recursos Hídricos y al Ente Regulador de los Servicios Públicos (ENRESP) para ver si se cumple el Código de Aguas Provincial sobre informes periódicos respecto a la contaminación de agua y que detallen cuál es el procedimiento para la extracción de agua de consumo humano.

Desde la Secretaría espondieron que están elaborando un mapeo del territorio sobre la concentración de elementos físico-químicos y construir datos oficiales. El ENRESP aún no contestó.