“Somos parte de la solución no del problema” | Dirigente social salteño dice que Cristina compró el discurso de la derecha

El concejal y referente de Barrios de Pie cuestionó en duros términos a la vicepresidenta de la nación que señaló que la asistencia social fue “tercerizada” por las organizaciones sociales que trabajan con los desocupados.

En muy duros términos respondió el dirigente popular salteño Ignacio Palarik a las críticas a los movimientos sociales, formuladas por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Cristina se compró el discurso de la derecha: decir que el peronismo es trabajo sin hacerse cargo que desde 2008, cuando ella era presidenta y ahora es vicepresidenta, no se genera empleo privado me lleva a preguntarme cuál es su responsabilidad en esta situación” planteó y consideró que “las palabras de Cristina fueron violentas y estigmatizantes”.

El dirigente del Movimiento Barrios de Pie advirtió que “la realidad de los trabajadores formales e informales es cada día más dura: la inflación no da tregua, hoy una familia salteña necesita 100 mil para cubrir sus necesidades básicas, crecen los indicadores de pobreza e indigencia y el salario mínimo vital y móvil quedó este mes por debajo de la línea de la pobreza” y enfatizó que “en esta situación hay responsabilidad del Estado y nosotros, los movimientos sociales, somos parte de la solución y no del problema”.

En declaraciones al programa “Cuarto Oscuro” de FM La Cuerda 104.5, aseguró que “no es verdad que el Estado tercerizó sus responsabilidades, directamente el Estado está ausente y no llega a muchos lugares donde entonces emerge la organización popular para generar soluciones a la falta de un plato de comida sobre la mesa” e insistió que “la economía popular es una creación heroica de los movimientos sociales en lugares donde el Estado no llega: somos parte de la solución y no del problema”.

“Sin las organizaciones sociales este país habría estallado hace rato. Las organizaciones están en la primera línea de batalla y reciben las necesidades de la gente, pero no sólo reciben la bronca si no que generan proyectos de soluciones” expresó y reconoció que “las palabras de Cristina, violentas y estigmatizantes, cayeron muy mal en los barrios donde la gente se la rebusca y labura en lo que puede”.

Además, Palarik consideró que “hay que discutir un piso de derechos porque hoy el 46% de los trabajadores son informales que no tienen salario mínimo, no tienen posibilidad de una paritaria, no tienen obra social, no tienen aporte jubilatorio, y se organizan y trabajan todos los días con un plan social o sin un plan social” y detalló que “el Ingreso Familiar de Emergencia (entregado por el gobierno nacional durante la pandemia de Covid-19) reveló que hay 11 millones de trabajadores populares con dificultades y que sólo hay 1 millón de planes sociales”.

Finalmente, el dirigente salteño describió algunas acciones que llevan adelante los movimientos sociales. “En la pandemia, frente a la crisis alimentaria, comenzamos repartiendo 3 mil raciones de comida semanales y terminamos con 25 mil y este año, cuando el Ministerio de Educación no lo hizo, arreglamos 50 escuelas antes del inicio de clases y ahora estamos construyendo 4 mil metros de veredas en la zona oeste de la ciudad donde tampoco está el Municipio” enumeró y añadió que “además, capacitamos gratis en oficios a jóvenes para que puedan salir a pelear por su plato de comida”.