Tupac Puggioni

El empresario gastronómico habló de la difícil situación que vive el sector, lo poco representado que se encuentran los comerciantes por las entidades tradicionales y de cómo la ciudad va sumando pobres de a miles.

Fue en el programa Cuarto Oscuro que se emite por FM La Cuerda (104.5). Allí la pregunta obligada fue sobre la situación que vive el sector y de cómo afectará la vuelta a Fase 1 anunciada por el gobierno.

Municipalidad de Salta

“La situación está durísima. En mi caso – La Vieja Estación –  ya estamos cerrados hace casi un mes, como muchos locales del corredor de la calle Balcarce. Porque después de pelearla todos estos meses, nos rendimos porque el mercado no rinde ningún fruto. Estamos facturando menos del 10%. Entonces es gasto grande abrir para no vender. Es una situación muy compleja. Este gobierno nos vino mintiendo de la peor manera: dijeron que estaban preparándose, pero no prepararon el sistema sanitario y ahora el costo lo vuelven a pagar los sectores del comercio”, dijo el empresario, aun cuando reconociera que la salud pública viene endeble desde los años 90.

En ese marco, Puggioni relató que existe voluntad de manifestarse entre los miembros del sector, pero que la situación es muy compleja también en términos de representación. “Es una anarquía porque las entidades empresarias no representan a los empresarios. Hace mucho tiempo que las entidades gremiales más conocidas representan a una mesa de 20 personas. En esa mesa están los intereses de los empresarios más satisfechos del sistema y que por lo general son los que tienen la obra pública o son proveedores del Estado. Son mesas que acuerdan para salvarse entre ellos. Históricamente lo hicieron así, por eso me peleé en la Cámara de Comercio e Industria donde fui Secretario General. Porque en vez de defender al sector, defendían el interés particular de cada uno de los que estaban en esa mesa. En esa mesa hay algunos que ni siquiera son empresarios, sino gerentes de empresas. Mandar a un gerente a las Cámaras es un insulto”, destacó.

A la hora de pincelar el estado de ánimo que atraviesa al sector, el fundador de La Vieja Estación manifestó lo siguiente: “Muchos están como quebrados moralmente. Porque el problema no es sólo esta pandemia, el problema también fue los cuatro años de Macri que te dejaron los bolsillos flacos: si los bolsillos del trabajador son flacos, los del comerciante también porque no somos exportadores o importadores, es un tipo que compra y vende en el mercado local. Durante el macrismo le metimos 100 mil pobres más a la capital salteña, algunos dicen que durante estos meses hubo otros 100 mil.  El año que viene, Salta va a vivir un año de mucho caos y violencia”, advirtió.