Dos fábricas podrían cerrar y cerca 650 trabajadores están en riesgo de quedar sin sus fuentes laborales.

Desde Nike anunciaron en las pasadas horas que se encuentran “realizando una transición del modelo de negocio en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay con alianzas estratégicas con distribuidores, permitiendo así desarrollar un negocio más rentable, eficiente en capital y de mayor valor agregado”.

El anuncio puso en alerta a los trabajadores. Está latente la posibilidad del cierre de las fábricas en El Dorado (Misiones) y Villa Soldati (Buenos Aires). Entre ambas suman una planta de 650 trabajadores.

Lo que aseguran desde Nike es que la reestructuración de la empresa estará a cargo de un licenciatario, el Grupo Axo, que se quedará con las operaciones en Argentina, Chile y Uruguay para seguir vendiendo sus productos.

Desde la Unión de Trabajadores del Calzado de la República Argentina (UTICRA) comentaron: “Tememos que con estos cambios Nike pase a un modelo importador y se queden las personas en la calle”. Ya en 2019 hubo más de 300 despidos por parte de la multinacional.

En palabras del Secretario General Agustín Amicone, “es desalentador para el sector, preferimos que los responsables de la marca estén en el país y tercericen la producción. La primera duda es si esta gente va a seguir trabajando con nuestra gente”.