Solo 2 de cada 10 jóvenes en Argentina reconocen usar preservativo durante sus relaciones sexuales

Así lo indican los datos de la AHF Argentina (Aids Healthcare Foundation) que hizo una encuesta durante los pasados años a casi 7 mil personas: sólo el 17% se cuida todas las veces.

Según los datos preliminares del estudio realizado por AHF Argentina entre 2020 y 2021 a 6814 personas, de las cuales 1319 eran adolescentes entre 15 y 19 años, y 5495 jóvenes entre 20 y 29 años, sólo el 17% utiliza el preservativo en todas sus relaciones sexuales.

El estudio reveló que en 2020 sólo el 3% de los adolescentes usó siempre preservativo, y 10% en jóvenes; en tanto en 2021 se observó el uso en el 5% de los adolescentes y el 13% en jóvenes.

“Esta variación puede deberse a la pandemia por Covid-19, donde se dificultó el acceso a los preservativos por el aislamiento obligatorio, ya que no se podían retirar gratuitamente en los hospitales y centros de salud (destinados exclusivamente al virus), y las organizaciones sociales no podían funcionar en territorio”, explicó Natalia Haag, directora de testeo y prevención de VIH de AHF Argentina.

Entre los factores que ayudarían a elevar el uso de los preservativos, se mencionan mayormente el «tenerlos a mano cuando se necesitan» y que «sean más baratos».

Entre los que nunca usan preservativos, el 32% menciona que «si su pareja lo sugiere» o «que no piense mal al sugerirlo» serían situaciones que facilitarían su uso.

ETS

Si bien es de público conocimiento que el uso del preservativo es la principal herramienta para prevenir la transmisión del VIH, en Argentina hay un promedio de 4.500 nuevas infecciones por año, según los últimos datos del Ministerio de Salud de la Nación; además, se estima que hay 140 mil personas con VIH, de las cuales el 17% desconoce su diagnóstico.

“La disminución de los testeos que se observó en los últimos años es preocupante porque lleva a un aumento de la trasmisión del virus y un retroceso significativo en los avances logrados hasta ahora. Muchas veces ocurre que las personas que quieren realizarse la prueba se ven desalentadas ante la falta de acceso y la poca oferta de espacios públicos. Por eso es importante el trabajo de las distintas organizaciones que buscan innovar en el acceso al diagnóstico”, concluyó Haag.

Fuente: Minutouno