Ya no cuenta con un título pomposo, salario voluminoso ni ventajas envidiables; sí con una imputación que le realizará un fiscal federal que judicializó las escenas eróticas que protagonizó Ameri en plena sesión de la cámara baja nacional.

Tras el escándalo en plena sesión virtual que derivó en su renuncia, el ex diputado nacional por Salta Juan Emilio Ameri fue imputado hoy por el fiscal federal Eduardo Taiano. Se le imputa el delito de exhibiciones obscenas durante la sesión virtual realizada el pasado 24 de septiembre, cuando fue captado por la cámara «in fraganti» en una situación de alto contenido erótico con su pareja.

Municipalidad de Salta

Ese día, el referente del Partido de la Victoria de Salta fue detectado besando los pechos de su pareja y la escena se viralizó rápidamente en las redes sociales. Inmediatamente, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, impulsó su suspensión. Advertido de que antes de que finalizara aquella maratónica sesión iba a ser expulsado, el salteño decidió presentar su renuncia a la banca, que fue aceptada casi por unanimidad del cuerpo.

En la mañana siguiente, un abogado presentó la denuncia ante la Secretaría General en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, y la causa fue girada por incompetencia a la Justicia federal. Por sorteo, la causa recayó en el Juzgado Federal 6, que tras la renuncia de Rodolfo Canicoba Corral quedó en manos de la jueza María Eugenia Capuchetti.

El fiscal pidió como medida de prueba a la Cámara de Diputados que envíe al juzgado la grabación de la sesión, y también que remita una copia de lo actuado por la Comisión Especial de Diputados que se conformó esa misma noche para investigar la conducta «indecorosa» de Ameri.