Foto: FM Profesional.

Un grupo minúsculo intentó llegar al Monumento a Güemes pero no lo logró.

Si hacer campaña durante treinta días en treinta ciudades diferentes es un derecho aunque el que la lleve a cabo sea el presidente, que por eso mismo deja de lado buena parte de la gestión, también debería ser un derecho estar cerca del mandatario para cantarle las cuarenta. En Salta eso no pudo suceder debido a que la Policía salteña evitó que manifestantes opositores a Mauricio Macri llegaran a la zona del Monumento a Güemes.

El grupo de opositores intentó llegar a la marcha de Macri pero no lo logró porque los disuadió la Policía, que según informó FM Profesional, esperó a los manifestantes en calle Caseros y bloqueó el paso.

La emisora aseguró que eran unas 45 personas las que iniciaron la marcha por avenida San Martín, continuando por calle Buenos Aires hasta llegar a Plaza 9 de Julio. Cuando tomaron Caseros para ir hacia el monumento «fueron disuadidos», eufemismo que muchas veces se debe tomar con pinzas.