Servicio en decadencia | Tartagal: boletos carísimos y choferes que no dan vuelto

El concejal Ernesto Restom pintó un panorama oscuro de la realidad que se vive en esa ciudad salteña respecto al transporte público.

Que el boleto de colectivo en Tartagal llegue a 90 pesos se volvió noticia nacional. Dentro de esa ciudad salteña, la realidad es aún más dramática respecto al transporte público. Al menos eso es lo que señaló el concejal Ernesto Restom a la hora de hablar del tema.

El concejal del Frente de Todos de esa ciudad dijo que los responsables de la suba del precio del boleto y del mal estado del transporte tartagalense son los funcionarios municipales y el intendente, Mario Mimessi.

«Ahora lo llevaron a 90 pesos (al precio del boleto), una completa locura. En ese contexto, los concejales oficialistas se negaron a aprobar el rechazo a este aumento», dijo Restom, que agregó que Tartagal no tiene un área tan extensa como la de Salta o Buenos Aires. «Tenemos diez kilómetros a la redonda y no mucho más que eso. Ahora tenemos el boleto más caro del país. Distinto sería si los colectivos fuesen de primer nivel, pero los colectivos están en mal estado, no hay frecuencia ni corredores bien definidos», agregó.

El concejal también dijo que el precio de 90 pesos es falso, ya que muchas veces los choferes, que en Tartagal todavía están a cargo del cobro, no tienen los diez pesos de vuelto para los pasajeros. «Si tenemos que hablar de la realidad, (el precio) es cien pesos».

Para Restom, ese precio, «en nuestra ciudad, con tantas carencias, es una locura». «No tenemos agua, cada dos por tres nos cortan la luz, es como un boliche, se nos mueren los chicos de comunidades originarias y pagamos el boleto más caro», dijo en Cadena Máxima.