Sergio «Topo» Ramos, un símbolo de la falta de transparencia judicial

Sergio Ramos

Alejandro Saravia aseguró que el ex intendente de Rosario de Lerma es un ejemplo de que en la provincia no se juzga correctamente a los funcionarios públicos.

El ex fiscal Alejandro Saravia, que dejó la Corte de Justicia a principios de este mes, aseguró que el caso de Sergio «Topo» Ramos, ex intendente de Rosario de Lerma, es un ejemplo de cómo el sistema judicial salteño no trabaja para condenar a los funcionarios públicos que cometieron irregularidades.

En el programa El Diario de Durand que emite Canal 10, Saravia aseguró que debió actuar cuando el caso contra Ramos estaba por prescribir. «Tuve que llegar a la Corte Suprema de la Nación. La Corte Suprema ordenó un nuevo juicio y para aplicar esa orden se creó una corte Ad Hoc. Corte Ad Hoc que lo único que hizo fue no cumplir con el mandato de la Corte Suprema, diciendo que había vencido el plazo razonable de juzgamiento del Topo Ramos. Le tuve que meter otro recurso extraordinario que hace dos años que la corte Ad Hoc lo tiene cajoneado», contó Saravia, y se preguntó: «¿Quién hace vencer los plazos razonables? El propio sistema judicial».

«Este sistema judicial no garantiza una fórmula adecuada para juzgar a los funcionarios públicos», agregó el ex fiscal, y señaló el caso de Ramos como un buen ejemplo de esa falta de garantías.

Ramos fue denunciado en diversas oportunidades. En 1998, 2000 y 2001 se lo denunció por defraudación al Estado.

Hace dos años, el intendente Ignacio Jarsún radicó una denuncia en la Fiscalía de Delitos Económicos Complejos en contra de Ramos por no haber declarado pagos a la Dirección de Rentas de la Provincia por 2,3 millones de pesos.