Será Justicia | Oficialistas y opositores en contra del privilegio de los jueces que no pagan impuestos a las Ganancias

El oficialismo sorprendió esta mañana cuando logró colar un artículo en el proyecto de presupuesto 2023 que obligará a todos los magistrados a abonar el impuesto. El aval de la UCR fue clave para ello.

La propuesta corrió por cuenta del diputado Marcelo Casaretto y tuvo el apoyo del resto de sus colegas, incluso de la oposición de Juntos por el Cambio. “Este año, el Estado dejará de recaudar 129 mil millones de pesos porque los jueces no pagan ganancias; el año próximo esta suma será de 237 mil millones”, enfatizó el diputado entrerriano. “Lo que nosotros planteamos, con tantas necesidades que tiene la Argentina, es que aquellos que cobran un millón, dos millones de pesos y no pagan impuesto a las ganancias, deben hacerlo. Que no me vengan con la independencia del Poder Judicial. Es un privilegio inaceptable. Debemos eliminarlo; es un tema de estricta justicia”, arengó Casaretto.

Conviene aclarar que si bien los magistrados nombrados desde 2017 sí pagan el tributo, el artículo introducido hoy en el proyecto de presupuesto alcanza a todos “independientemente de la fecha de su nombramiento”. La propuesta del oficialismo recogió el apoyo de todas las bancadas, también de Juntos por el Cambio. De todas maneras, en la oposición cunde cierto escepticismo sobre la aplicabilidad de la medida -si finalmente es aprobada- debido a las acordadas en contrario que ya dictó la Corte Suprema.

De esta manera, el nuevo inciso “a” del artículo 82 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, indica que constituyen ganancias de cuarta categoría “las provenientes del desempeño de cargos públicos nacionales, provinciales, municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sin excepción, incluidos los cargos electivos de los poderes Ejecutivos y Legislativos. En el caso de magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y de las provincias y del Ministerio Público de la Nación, la totalidad de sus ingresos se incluirán dentro de los ingresos gravados, independientemente de la fecha de su nombramiento, y por rodos los conceptos que integran sus remuneraciones”.