Gaspar Cinco

Hace casi dos años le puso cianuro en el agua a su novia y terminó envenenado incluso al hijo de esta. La justicia ratificó la pena máxima.

El mes de mayo de 2018 tuvo como protagonista de las tapas policiales a Franco Gaspar Cinco. Quien en una hasta ahora inexplicable secuencia, le dio de beber agua con cianuro a quien fuera entonces su pareja, además del pequeño hijo de esta. Ambos fallecieron tras una agonía espeluznante. Esto tuvo lugar en junio de 2017. Previamente ya había exisitido un antecedente de intento de homicidio contra el niño de dos años, en un episodio en el dique Cabra Corral.

De las investigaciones surgió que el cianuro había sido adquirido en un local comercial, donde reconocieron al autor de envenenamiento como comprador. Además se halló el envase donde Gaspar Cinco mezcló el veneno con agua, aduciendo luego que era “agua bendita”, que dio de beber al niño y a la entonces pareja, Alejandra Párraga.

En la fecha antes mencionada, Gaspar Cinco fue condenado a cadena perpetua por el juez de la Sala II del Tribunal de Juicio, Ángel Amadeo Longarte. El juicio y los hechos estremecieron a la sociedad. La pena fue por los delitos de homicidio en grado de tentativa en concurso real con homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por el medio empleado (veneno).

En las últimas horas se confirmó la sentencia, puesto que los jueces evidenciaron que la determinación de los sucesos y la autoría del imputado tenían sustento racional en las pruebas halladas.