El ministro del Tesoro y Hacienda del gobierno turco analizó los préstamos adquiridos con el organismo multilateral por su país y la Argentina.

La deuda externa contraída por Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional, cuya suma de US$50.000 es la más alta de la historia, ilustra los peligros del acuerdo, consideró el ministro del Tesoro y Hacienda turco, Berat Albayrak.

“El año pasado, mucha gente dijo que Turquía quedaría peor que Argentina si no llegaba a un acuerdo” con el FMI, comenzó diciendo el funcionario en una sesión de preguntas y respuestas en el subcomité de planificación y presupuesto del Parlamento.

“Argentina tiene problemas políticos y económicos muy serios un año después de su acuerdo”, dijo al asegurar que Turquía está nuevamente en una senda de crecimiento. Según recoge Bloomberg, el colapso económico de ese país llevó la inflación al consumidor a más de cuatro veces el objetivo oficial de 5% y fue la primera recesión.

En tanto que en el plano local desde el gobierno de Cambiemos siempre han puesto en el centro de la escena la economía turca respecto a los altibajos de los mercados emergentes en la economía global.

Sin embargo, el presidente electo Alberto Fernández descartó continuar con los desembolsos del organismo multilateral y el equipo económico deslizó la necesidad de reestructurar las condiciones del préstamo para poder pagar intereses sin ajustar políticas públicas.