Seguridad Vial descarta por ahora la aplicación de los test de narcolemia

Entre los inconvenientes para aplicar este tipo de exámenes a conductores, aseguran que el coqueo puede dar como positivo, además de que el costo sería muy elevado para la provincia.

Un proyecto presentado por el diputado de San Martín, Dionel Abalos, instaba a que junto con los ya conocidos test de alcoholemia, se realizaran análisis en los conductores a fin de determinar si están bajo la influencia de alguna droga ilegal.

Por el tema, ayer el director de la Agencia de Seguridad Vial de la provincia, Diego Figallo, mantuvo una reunión con los legisladores Lucas Godoy, Guillermo Martinelli, Héctor Chibán, Dionel Ávalos, Julio Moreno, Rosana Guantay, Ramón Villa y Martín De Los Ríos.

Uno de los grandes inconvenientes, al menos en el NOA, para la aplicación de este tipo de test, según explicó Figallo, es el consumo de la hoja de coca. Según expuso el funcionario, la experiencia en otras provincias muestra que el coqueo da como positivo y esto puede generar confusiones a la hora de labrar un acta de infracción.

Otro punto en contra para adoptar los test de narcolemia es el costo que tiene la implementación de esta tecnología: el precio de cada tirilla con la que se realiza el control supera los $1000.