La entidad que agrupa a los comerciantes privados locales se manifestó al unísono con las cámaras nacionales y el ofrecimiento del gobierno queda cada vez más atrás.

Al igual que la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), los empresarios salteños aseguran que no podrán pagar el bono de 5 mil pesos que el gobierno de Mauricio Macri prometió a los trabajadores del sector.

“Las pymes están destruidas. Estamos negociando que el bono de 5 mil pesos sea igual que el de 2 mil pesos, que se tome el formulario 931 como crédito. Hoy la pyme no está en condición de enfrentar ese nuevo requerimiento”, explicó Daniel Betzel, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Salta, al diario El Tribuno.

El anuncio del ministro de Producción, Dante Sica, generó el rechazo de los industriales tanto por no haberles consultado como por la imposibilidad de otorgar esos montos ante la situación que atraviesan. Así, explican que la contracción del mercado interno y los altos costos conforman un mix que hundió la actividad del sector.

Betzel aseguró que se enteró por los medios de la intención del gobierno y que ahora esperan reunirse con Sica. “Estamos convencidos de que a la plata la necesitan los trabajadores y eso seguramente iría al consumo, pero la realidad es que no lo podemos pagar”, admitió el dirigente de un sector empresarial afín al macrismo, como lo es el comercio.

De igual forma lo hizo el presidente de la Unión Industrial de Salta, Julio Usandivaras, quien afirmó que «hay empresas que están pasando un mal momento”. “No todas las empresas son iguales en cuanto a su poder adquisitivo y no todas las regiones tienen la misma situación”, agregó el titular de la UIS.