¿Se podría hacer en Salta? | México aparta a las multinacionales del negocio del litio

El presidente de ese país aseguró que se debe «proteger este mineral codiciado». Y pidió no permitir que el mismo «pase a manos de corporaciones o de poderes hegemónicos».

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sabe lo que se viene: para 2030 la demanda de litio en el mundo crecerá un 80 por ciento. Se trata del «oro blanco», un mineral codiciado que las empresas multinacionales intentan acaparar. Un producto que se encuentra en el país del norte de América. Y también en Salta.

México incluyó al litio en la lista de recursos naturales estratégicos de ese país. Esto determinó que no se otorguen más concesiones para su explotación y que el Estado tome las riendas.

«Tenemos que proteger este mineral codiciado. Es de la Nación, no (podemos) permitir que pase a manos de corporaciones o de poderes hegemónicos», dijo López Obrador hace cinco días en una conferencia de prensa.

El litio es utilizado en el sector de la electromovilidad, las baterías de equipos electrónicos, los sistemas de almacenamiento de energía, los medicamentos antidepresivos e incluso en la industria nuclear. El diario El País informó que el Gobierno mexicano ha decidido blindarse antes incluso de tener un cálculo aproximado de la cantidad de mineral que posee su territorio.

El matutino español agregó que actualmente en México hay 36 concesiones para explotar litio en el país de las que solo están activas 27, controladas por tres empresas extranjeras. La reforma dejaría la puerta abierta a la creación de “empresas públicas, sociales y privadas” que pudieran desarrollar la industria en el futuro.

En Salta

A principios de este mes, los gobernadores de Salta, Jujuy y Catamarca se reunieron y conformaron la Región Minera del Litio. Los mandatarios aseguraron que de esta manera se defenderán los recursos mineros para las provincias, algo que generará nuevas inversiones y creará empleo genuino.

La primera cláusula del Tratado firmado dispone: “Reconocer que las tres provincias signatarias integran en su conjunto, a los efectos del desarrollo económico y social derivado de la investigación, extracción, producción, industrialización y comercialización del elemento químico Litio (Li), presente en salmueras, y sus productos y derivados, un área territorial natural del país, a la que se denominará Región Minera del Litio”.

«Esta actividad es una oportunidad para nuestras provincias de un desarrollo territorial más equilibrado con el centro del país. Queremos sumar esfuerzos para aprovecharla cabalmente», dijo Sáenz.

El gobernador salteño agregó que se «brindarán las mismas oportunidades para los que quieran invertir, con reglas claras, seguridad jurídica y previsibilidad», y señaló que se están «sentando bases para generar condiciones de reciprocidad, coordinar esfuerzos en materia de infraestructura, investigación, producción, temas técnicos ambientales y de interés común. Estamos convencidos de que el crecimiento conjunto de la región reportará más inversiones y oportunidades de empleo genuino para nuestra gente».

Sáenz además coincidió con la postura de Morales y Jalil y dijo que los recursos mineros pertenecen a las provincias y «a nuestra gente». «Esto lo defenderemos siempre», manifestó.