Dos funcionarios de la Embajada yanqui expresaron malestar a la Casa Rosada. Hay trascendidos de que el acto se reduciría a Capital Federal. Funcionarios de Gustavo Sáenz aseguraron a CUARTO que hasta ayer, “no se tenía nada claro”.

Chris Andino y MaryKay Carlson se apersonaron en la Casa Rosada para pedir explicaciones sobre ese evento. Así lo informó el sitio La Política Online que preciso que los yanquis fueron recibidos por el canciller Felipe Solá y el embajador Jorge Argüello en una reunión a la que se sumó Gustavo Béliz.

Municipalidad de Salta

En la Embajada no ocultan el disgusto al considerar que el ex Presidente incumple su condición de «refugiado» porque se involucra en cuestiones políticas. Fue el propio Evo quien informó sobre el congreso que tendrá como objetivo definir al candidato del MAS para las próximas elecciones y que en principio se llevaría a cabo en el complejo polideportivo de Orán.

El mismo medio asegura que hay preocupación en nuestra provincia por el operativo de seguridad: además de los invitados del MAS que acompañarán a Evo, esperan una fuerte movilización de bolivianos que cruzarán la frontera y también la congregación de la comunidad boliviana local. Desde el entorno gobernador Gustavo Sáenz confirmaron a LPO que todavía no tienen un anuncio oficial sobre el acto. CUARTO se comunicó con importantes funcionarios del gabinete provincial: “hasta ayer no se tenía nada claro” enfatizaron, aunque no disimularon la preocupación por el tema seguridad. «El gobernador no va obstaculizar ningún acto, por supuesto, y de ser necesario el Ministerio de Seguridad está preparado para responder a cualquier pedido de la Nación», aseguraron.

Conviene recordar que Morales expresó en declaraciones a La Red que el gobierno argentino lo «acompañaría» con la seguridad del evento, aunque la ministra Sabina Frederic declaró a LPO que no tuvieron un pedido formal para encabezar un operativo en Salta aunque en Orán hay escuadrones de Gendarmería, pero la actividad requerirá de la policía provincial. Este medio supo que referentes salteños del kirchnerismo llevaron adelante reuniones con el ministro de gobierno de Sáenz para organizar el operativo, en las que se deslizó la posibilidad de «desdoblar» la actividad y pedir que una parte se realice en Buenos Aires. Hasta la tarde de ayer no había precisiones.

Mientras tanto, hoy se supo que varios dirigentes del MAS habría decidido no asistir al encuentro convocado por Morales en nuestro país. La presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, Eva Copa, representante de El Alto, afirmó que no asistirá al encuentro con el ex mandatario porque así lo decidieron sus bases. “Yo vengo de El Alto y El Alto ha definido no asistir porque van a definir sus candidaturas desde sus bases, desde sus organizaciones, analizando perfiles y llegando a consensos”, dijo en diálogo con el periódico boliviano Página Siete.

Los campesinos de Chuquisaca también descartaron su participación al argumentar que “las cosas se arreglan en casa”. El ex dirigente de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca, Román Barrón, expresó: “Las cosas se arreglan en Bolivia y entre nosotros, no desde otro país”. Por su parte, la Federación Departamental Única de Trabajadores Campesinos Túpak Katari decidió que el “Pacto de Unidad no participará de la reunión en Argentina, mientras no se defina orgánicamente el binomio en un ampliado nacional”.

Antes de estos pronunciamientos, según consigna el mismo diario, quien descartó su asistencia en la reunión en Buenos Aires fue la Federación de Maestros Rurales, los legisladores del “ala oprimida” del MAS, conformada por las diputadas Concepción Ortiz, de los Yungas de La Paz; y Clery Vargas, representante de El Alto.