Se cumplen 16 años del secuestro de Marita Verón

Su hija Micaela la recordó en una entrevista. Aseguró que la ausencia «no se llena con nada».

Marita Verón se fue de su casa el 3 de abril de 2002. Fue secuestrada por una red de trata y hasta el día de hoy continúa desaparecida.

Micaela, la hija de Marita, hoy tiene 18 años. En los últimos días brindó una entrevista a la revista Susana en la que analiza la vida sin su mamá.

«En realidad, como pasó cuando yo era tan chica, no ocurrió siempre esto de sentir tristeza para esas fechas. Claro que hay situaciones donde notaba esa ausencia, como ir al cole y que tus compañeros te pregunten por tu vieja. Ahora me pongo a reflexionar qué pasaría si ella estuviera acá, cómo serían las cosas, o cómo es ella, porque no la conozco. Entonces, aparecen montones de preguntas y preguntas que te llevan a que duela mucho. Esa ausencia que no se llena con nada», dijo Micaela.

Micaela, la hija de Marita Verón. Foto: Diego Lima – La Nación

En la entrevista, la adolescente agregó: «Muchas veces, pensar en ella o recordarla me causa felicidad. Me digo: ‘Qué bueno que hice esto, la verdad que me encantaría que mi vieja estuviese acá’, y lo comparto espiritualmente con ella. Quizás, esa energía que siento le puede llegar, esté donde esté».

«Me dicen que me parezco por gestos y el tono de voz. Pero yo no lo percibo porque, tristemente, no la pude conocer. Físicamente sí noto algunas similitudes. Pero de lo que estoy segura es que sí nos parecemos en tener un pensamiento libre y en querer generar cosas buenas«, agregó.