Silvia Maldonado tenía 17 años y dos hijos. El hecho ocurrió en la capital de esa provincia cuando los efectivos intentaron ingresar y la chica les pidió orden de allanamiento.

Un nuevo caso de gatillo fácil enluta a Santiago del Estero: la adolescente Silvia Maldonado finalmente perdió la vida en la madrugada de este lunes. La chica había sido baleada por la policía este fin de semana y permanecía internada en el Hospital Regional Ramón Carrillo.

La joven tenía 17 años y dos pequeños hijos y vivía con otros familiares en un barrio de la capital provincial. Según las primeras investigaciones de la fiscalía de turno y de la especializada en Violencia Institucional, el hecho ocurrió cuando la policía acudió al domicilio de la víctima, a raíz de una denuncia de robo realizada por una vecina.

Los efectivos policiales intentaron ingresar a la casa, pero la joven no los dejó y les pidió orden de allanamiento. Ante la negativa, intentaron meterse por la fuerza, lo que provocó la reacción de los vecinos que empezaron a arrojar piedras a los policías.

“Cuando los vecinos tiraron los ladrillos, ellos sacaron sus armas y dispararon. Todo fue muy violento. El policía que le disparó me dijo: ‘Mírame bien a la cara, yo soy el que le metió el ‘cuetazo’ a tu hermana’”, contó la hermana de la víctima.

El policía señalado es el cabo 1º José Abraham, uno de los 8 funcionarios detenidos, entre los que está el jefe de la guarda y los que participaron en el operativo.

“Se les tomaron muestras de sangre y orina para saber si alguno tenía alguna sustancia. Aparentemente dispararon a matar, pero todo es aún objeto de investigación. Inexplicablemente esta adolescente perdió la vida”, declaró el fiscal Luis De la Rúa a Radio Metro.