Imagen ilustrativa

La empresa ECO Suelos fue la encargada de la excavación del pozo, y los pobladores de Kilómetro 2 dudan si es que en realidad hicieron estudios previos.

Nuevo Diario publica en su edición de hoy el reclamo de los habitantes de la comunidad conocida como Kilómetro 2, en Santa Victoria Oeste. Aseguran que el púnico acceso al agua que tienen las más de 350 personas que viven allí es un pozo cuyas napas estarían contaminadas.

Municipalidad de Salta

“Nos preocupa la situacion extrema que estamos pasando y aguardamos en breve una solución frente a la falta de agua en la zona”, detalló Amancio Martínez, representante de esta comunidad. Además comentó que la única opción para obtener agua bebible es recurrir hasta la comunidad de Misión La Paz, o en su defecto consumir el agua que saben tiene un olor y color particulares, que dan a las claras la impresión de no ser apta para beber.

Precisamente fue en estas dos comunidades donde la empresa ECO Suelos, con fondos internacionales, hizo la obra de dos pozos de agua. “La sorpresa es que el agua que allí encontramos no es apta para el consumo humano. Hicieron 45 metros y es una lástima pero nos vemos todos perjudicados”, se lamentó Martínez, al tiempo que auguró: “Estoy seguro de que más adelante vamos a tomar agua de río con el riesgo de adquirir muchas enfermedades”. Según el diario chiquito desde la comunidad dudan “si para esta obra se realizaron los estudios correspondientes de calidad de agua”.

Tanto la empresa Aguas del Norte como ECO Suelos están al tanto de la situación. La primera recomendó a los pobladores de Km 2 que no bebieran el agua; en tanto que la segunda fue hasta el lugar, recabó muestras del líquido para su análisis, pero no dieron respuesta alguna al respecto.

Ante este panorama, desde la comunidad piden la intervención urgente de las autoridades provinciales, que hasta ahora no se manifestaron por la situación acuciante que viven estas más de 350 personas en el chaco salteño.