La prensa tartagalense asegura que el hecho tuvo lugar hace diez días y hubo total hermetismo en la institución. El efectivo ya tenía una denuncia previa.

La información fue compartida por el periodista Raúl Alberto Costes. En las redes sociales asegura que un agente de la policía salteña, de 28 años, fue detenido por sus propios compañeros. Se le acusa de abuso sexual con acceso carnal. La víctima sería una adolescente de 15 años, su sobrina.

El policía cumplía servicios en Coronel Cornejo. Fue detenido. Le retiraron el arma y ahora permanece en el calabozo de una unidad en Tartagal.

Se habla de un hermetismo policial importante. Al punto que tras diez días recién se hizo conocida la noticia. Además se supo que el policía volador ya tenía un antecedente: la denuncia por abuso simple.