Salta y otra historia de funcionarios impresentables | Piden juicio para las hermanas que se quedaron con donaciones

Son Rosa y Alejandra Díaz, ambas de Tartagal. El caso tomó relevancia durante el verano.

Tartagal fue noticia el último verano por el caso de las hermanas Rosa y Alejandra Díaz, funcionarias públicas que vendían donaciones destinadas para las comunidades. Ahora, con ambas imputadas, el fiscal penal 1 de Tartagal, Pablo Cabot, pidió la elevación a juicio.

Nuevo Diario informó que para el fiscal hay suficientes elementos para afirmar con el grado de probabilidad que ambas acusadas cometieron los hechos que se les atribuyen.

Las hermanas tenían diversos bienes que habían sido donados el año anterior por la Fundación Nobles, de la provincia de Santa Fe. Las Díaz integraban el grupo “Corazones Solidarios”. Ellas debían hacerse cargo de la logística para que los productos llegaran a las comunidades originarias de la zona.

Sin embargo, algunos de los bienes donados fueron vendidos, y según la denuncia presentada “la mercadería que estaba guardada era para cuando Paola se postule para diputada”.