Salta y el Corredor Bioceánico | Massa compromete obras viales que atraviesan a varias provincias del norte

Es un guiño del actual ministro de Economía nacional a la presión en bloque que realizan los mandatarios del Norte Grande que también exigen subsidios a la electricidad y el transporte.

Sergio Massa quiere asegurarse de que el Presupuesto 2023 sea aprobado por el Congreso y evitar el desastre político que supondría que la oposición lo vete por segundo año consecutivo. Con ese objetivo visitará mañana la Cámara de Diputados para exponer ante la Comisión de Presupuesto.

Los medios nacionales aseguran que en el entorno del ministro dan por descontado que el proyecto saldrá aprobado y que hay buenas señales desde la oposición en ese sentido. “Curiosamente, las mayores rispideces que están apareciendo por estas horas no se refieren a la oposición sino a los reclamos de algunos gobernadores que se reunieron en Norte Grande, un grupo de trabajo que abarca a diez provincias de la región. Los mandatarios provinciales ya hicieron conocer quejas puntuales en lo referido a los subsidios por el transporte, que entienden que se concentran casi con exclusividad en el AMBA, y a los de tarifas energéticas, en los que creen que, a la hora de fijar los topes de consumo, no se reconoce el rigor climático de esas regiones que obliga a tener más tiempo encendida la refrigeración en verano” destacó Tiempo Argentino.

“Como prenda de paz, desde Economía ofrecen impulsar mayores obras de infraestructura para esas provincias, muchas de las cuales habían sido prometidas durante el macrismo a partir del promocionado Plan Belgrano pero muy pocas fueron concretadas. La mayor parte de los anuncios están referidos al Corredor Bioceánico, un conjunto de obras viales que busca facilitar la conectividad con Brasil y Chile, con el consecuente derrame para la región que dejaría el mayor comercio terrestre entre esos países” destacó el mismo medio.

El objetivo es “priorizar proyectos de inversión pública, que permitan continuar mejorando la infraestructura básica en una de las regiones que cuenta con menor desarrollo relativo del país. Durante el periodo 2015-2019 se evidenció una retracción en los niveles de inversión pública que se destina a la región. En los años mencionados, la inversión pública descendió 67,1% en términos reales en el Noroeste Argentino, mientras que en el Noreste Argentino disminuyó 77,1%. Finalizado el año 2020, que estuvo marcado por la pandemia, se logró quebrar esta tendencia en 2021, que se espera continuar consolidando durante 2022”, dice el mensaje de remisión del Presupuesto elevado por el Ejecutivo.

En ese sentido, para 2023 se anuncian inversiones por $ 249 mil millones en el marco del Corredor Bioceánico. De ellas casi el 60% estarán a cargo del Ministerio de Obras Públicas, que destinará $ 38 mil millones para infraestructura hidráulica, $ 28 mil millones para saneamiento y $ 24 mil millones para la construcción de autopistas.