“Salta Separa” | Un gran paso en la ciudad para mejorar la gestión de nuestra basura

Ayer se inauguró una nueva modalidad para la disposición de los residuos domésticos en la ciudad. Aquí será una novedad para la mayoría de la población, en otros países este tipo de sistema se ejecuta hace décadas. (Sandra Carral Garcín)

Desde ahora serán categorizados como residuos húmedos y residuos secos, con el objetivo de poder rescatar los residuos secos que puedan ser reciclados (papel y cartón: por ejemplo diarios, revistas, cajas, envases tetrabrik; vidrios: botellas y frascos; metal: latas, aerosoles; plásticos: botellas, envases, bolsas, etc.). Estos residuos secos son recogidos los días martes y jueves, siendo los residuos húmedos (principalmente basura orgánica -principalmente verdes y restos alimenticios-) dispuestos para su recolección el resto de los días en que opera habitualmente este servicio municipal.

Esta etapa inaugura la concienciación sobre la basura como problema en incremento en cualquier ciudad del mundo. Lo cual lleva a repensar su gestión para su reciclaje, tratamiento y disposición final.

Aquí será una novedad para la mayoría de la población, en otros países este tipo de sistema se ejecuta hace décadas (por ejemplo, mediante la disposición de contenedores de diferentes colores para depositar las botellas de vidrio, papeles y envases de plástico, tetrabrik o metal, y los residuos húmedos).

Si bien existen antecedentes de recolección separada en la ciudad, con el sistema de bolsas naranjas del programa “Separemos juntos”*, éste no había sido extendido a todos los barrios de la ciudad y muchos dudan del destino final de los residuos secos separados.

Con lo cual, la población recién ahora podrá ser realmente protagonista de la regla de las 3R** “Reducir, Reciclar, Reutilizar” que se convierte en lema de la gestión de los residuos.

Tratándose de los residuos húmedos orgánicos, por ejemplo, esto puede comenzar en cada domicilio con la operación del compostaje (Reciclar). La preparación del compost es una actividad fundamental para la fertilización del suelo donde se desarrolla una huerta orgánica. Esta operación disminuye la evacuación de basura, minimizando la cantidad de residuos a depositar para su traslado, mejorando el indicador de generación per cápita de residuos sólidos expresada en  kg/persona/día o kg/persona/año, el cual no es sólo un indicador utilizado a nivel macro, sino que le sirve a uno para medir su impacto personal (y luego familiar) en este tema de suma importancia ecológica, de manera de poder mejorarlo si es necesario, también consumiendo menos (Reducir) o destinando cierto tipo de productos a su reutilización (Reutilizar), antes de que éstos sean dispuestos para su recolección municipal.

Cuando estos procesos no se pueden optimizar en el domicilio, entonces son dispuestos en esta nueva modalidad, de forma que el reciclaje de los residuos secos así separados sea llevado a cabo por el sistema municipal dispuesto para la gestión de los residuos.

Justamente, la gestión de los residuos no ha sido óptima en nuestra ciudad (recordar los múltiples problemas en el Vertedero San Javier, a pesar del Plan Provincial de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos -GIRSU-, establecido por el Decreto 1.365/10, entre cuyos objetivos principales se destacaba “diseñar, promover y ejecutar acciones de prevención en el marco de la problemática que aqueja sobre el correcto manejo de los residuos en los distintos puntos de la provincia”, preexistiendo también la ley nacional N°25.916/2004 de Gestión de Residuos Sólidos Domiciliarios que establece presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión integral de residuos domiciliarios). En Salta Capital, regula estas acciones la Ordenanza Municipal N° 15.415/2017 de Gestión Integral de Residuos Urbanos***.

A fines informativos, de acuerdo con un perfil de GRSU**** de la provincia disponible en fuentes oficiales nacionales (2010), la generación per cápita -GPC- en la capital de Salta era de 0,964 kg/hab/día (Generación Diaria de RSU 517 Tn/día), en una provincia con 0,820 kg/hab/día (Generación Total de RSU de 890 Tn/día). El incremento observado en la producción de RSU de la provincia entre 2005 y 2010 era de 1,6% anual.

La Composición Física Promedio de los RSU de la Provincia de Salta de acuerdo con esas estadísticas era de: desechos alimenticios 50,1%; papeles y cartones + plásticos + vidrios + metales 24,2%; Misceláneos y Otros Residuos 23,6%; Materiales Textiles 2,1%. Con lo cual se observa la importancia del reciclaje de los residuos húmedos y de los residuos secos totalizando casi un 75% de los residuos totales.

Aún en medio de las escandalosas noticias por contaminación de ciertas actividades productivas (contaminación de agua con petróleo, vertidos de curtiembres, etc.), es importante señalar que la población puede ahora tomar parte activa en la gestión de los residuos sólidos urbanos comprometiéndose a separar en el origen, lo cual optimizará el reciclaje y la disposición municipal de estos residuos. Otra importante medida es la de consumir menos y consumir mejor, seleccionando productos con embalajes reciclables, por ejemplo.

La basura que cada uno genera es parte de la propia huella ambiental, y podemos ser protagonistas en la mejora de la calidad de vida de todos los salteños si, obviamente, nuestro gobierno cumple con su parte del contrato social para tales fines en cuanto a la recolección, transporte, tratamiento y disposición final adecuados.

La Salta del siglo XXI no puede esperar.

Referencias:

* Se recupera menos del 5% de los residuos de Separemos Juntos

https://www.ecosdemiscerros.com.ar/vernoticia/vernoticia.php?id=4573

** Las 3R: Reducir, Reutilizar, Reciclar

https://www.ecologiaverde.com/las-3r-reducir-reutilizar-y-reciclar-315.html

*** Ordenanza Municipal N° 15.415/2017: Gestión Integral de Residuos Urbanos

http://200.68.105.23/cdsalta-digesto.gov.ar/ordenanzas/O-2018-15415.htm

**** Perfil GRSU de la Provincia de Salta

https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/provincia_de_salta.pdf