El presidente del COE dijo que la provincia se encuentra en una situación epidemiológica distinta al AMBA.

El presidente del Comité Operativo de Emergencia (COE), Francisco Aguilar, aseguró que la provincia no tomaría el camino sugerido por el gobierno nacional en cuanto a restricciones para prevenir contagios. Explicó que la situación epidemiológica de Salta no es la misma a la del área metropolitana de Buenos Aires.

Municipalidad de Salta

«Estimo que no vamos a tener restricciones horarias. No es nuestra intención. Nación va a bajar línea y va a decir que las provincias tengan la independencia de manejar sus horarios según su situación epidemiológica. No es lo mismo que pasa en Salta o Tucuman», dijo Aguilar.

El funcionario agregó que «Salta está en una situación estable con casos en ascenso, pero no hay una curva exponencial». «Probablemente estemos entre verde y amarillo en el semáforo pero vamos a llegar en algún momento a rojo. Es inevitable. Por más que cierres todo», anticipó.

Aguilar consideró que «no se puede cerrar toda una escuela por un caso positivo». «Se aísla a la burbuja, se negativiza y vuelven a las aulas. Lo que hicimos el año pasado no se puede hacer ahora, no podemos cerrar todo. La misma receta no funciona», señaló.

En el programa Agenda Abierta, Aguilar dijo que Iruya, Tartagal, Orán, Rosario de la Frontera, Metán y San Antonio de los Cobres «son los lugares que miramos con más casos». «No son zonas rojas pero hay alarmas. Se aíslan los casos para no cerrar», dijo.

Aguilar señaló que Salta no llega a los 800 test por día con un promedio alrededor de los 400. «Lo ideal sería llegar a dos mil testeos por días o más. Se necesita recurso humano y los insumos», dijo.

«Técnicamente no estamos en la segunda ola en Salta. Estamos empezando a subir la curva pero mañana pueden bajar los casos, no es sostenido. Se empezaron a hacer más testeos y eso puede influir, hay que ir a los barrios rojos», indicó.